El Sindicato de Trabajadores Viales y Afines (Stvyara) reivindicó hoy "el rol estratégico y esencial" del organismo público al conmemorar las dos décadas de lucha de los trabajadores de la actividad para evitar su cierre y desguace el 18 de julio de 2001, cuando se intentó su privatización, informó la titular de la organización, Graciela Aleñá.

"La Dirección Nacional de Vialidad (DNV) es estratégica y esencial y quiso privatizarse y desguazarse en julio de 2001. Hace casi dos décadas los trabajadores del sector tomaron los 24 distritos y los campamentos, cerraron los pasos fronterizos y puentes internacionales, se movilizaron e hicieron asambleas diarias. También fueron al Congreso para evitar su liquidación a través del decreto 802/01", afirmó Aleñá en un documento.

La dirigente añadió que "los viales salieron a las calles y rutas para no perder su empleo, como ya había ocurrido en varios organismos estatales", y reseñó que el gremio logró ese 18 de julio de 2001 un acta-acuerdo que garantizó la continuidad del organismo, la preservación de los 3.500 puestos laborales y la conservación de las dependencias.

"El hecho inhumó los planes de privatización y desguace que procuró imponer la administración del expresidente radical Fernando de la Rúa", remarcó Aleñá.

El gremio publicó en sus redes sociales el reconocimiento a dirigentes como Pablo Moyano (camioneros), Juan Pablo Brey (aeronavegantes), Raúl Durdos (marítimos), Edgar Díaz (ITF), Omar Plaini (canillitas) y José Luis Gioja (diputado nacional); al administrador de Vialidad Gustavo Arrieta y al subadministrador Alejandro Urdampilleta.

Aleñá agradeció en especial "la valiosa intervención" de Gioja, entonces titular del Senado, y de la diputada Graciela Camaño, quienes fueron "determinantes" para que el decreto fuese derogado a fin de evitar de esa forma la liquidación del organismo público.

Al referirse a la actual emergencia sanitaria, la dirigente resaltó que "los trabajadores de la actividad volvieron a demostrar su esencialidad y que son estratégicos, ya que garantizaron la continuidad del mantenimiento y control de las rutas", subrayó.

De la Rúa procuró con el decreto 802/01 habilitar y promover la participación privada en Vialidad, lo que el sindicato denunció como una forma de privatizarla y liquidarla.

(Télam)