El sindicato que agrupa a los profesionales y técnicos del Hospital Garrahan convocó a un nuevo paro a partir de las 7 de mañana y hasta esa hora del jueves próximo en rechazo del aumento salarial del 7 por ciento acordado por la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) con el Gobierno, y exigió un inmediato incremento del 50 por ciento.

Los trabajadores convocaron hoy a la tercera huelga general en lo que va del año también en demanda de un ingreso de 76.500 pesos, según los valores de la canasta básica calculada por la Junta Interna de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) en el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), informó el sindicato.

La Asociación de Profesionales y Técnicos del Hospital Garrahan (Adepyt) reiterará la medida de fuerza realizada el 20 y 21 de noviembre últimos durante 38 horas y el 21 de octubre por 24 horas ante "la falta de respuestas al pliego de reivindicaciones".

"La paritaria Garrahan llegó con atraso desde junio y solo contempló un 7 por ciento, lo que significó una nueva reducción salarial a la ya sostenida caída de los salarios durante los últimos años. Ya se acumuló más del 60 por ciento de pérdida", puntualizó un comunicado de prensa firmado por la secretaria general, Norma Lezana.

Además, los trabajadores elevaron el último 15 de octubre más de 1.000 firmas del equipo de salud en rechazo de ese 7 por ciento de aumento pactado por la UPCN.

El personal también demanda el paso al tramo profesional de los licenciados en instrumentación quirúrgica y en producción de bioimágenes, soluciones para el sector de imágenes, el reencasillamiento de los ingresados por letra A -que finalmente debieron hacerlo por letra B-, el reconocimiento de las tareas insalubres y/o agotamiento prematuro y una discusión amplia y abierta del convenio colectivo de trabajo de la actividad.

"La situación en el Garrahan es ya insostenible, porque los trabajadores están sometidos al pluriempleo o a la cobertura de horas módulo sin haber tomado vacaciones", afirmó.

Para el gremio, toda suma o recomposición salarial debe aplicarse de forma retroactiva a junio último, y explicó que "los horarios prolongados, el elevado nivel de capacitación y la caída salarial empuja a los equipos interdisciplinarios a abandonar el hospital". (Télam)