El titular de la Asociación Argentina de Capitanes, Pilotos y Patrones de Pesca (Aacpypp), Jorge Frías, y el presidente de la empresa del sector Argenova, Javier Díaz López, analizaron hoy la realidad y el desarrollo de la actividad, en especial la temporada de captura del langostino, y la vigencia de nuevos convenios colectivos para las flotas.

"El logro de convenios colectivos de trabajo para todas las flotas pesqueras que operan en el país permite mantener la actividad sin conflictos salariales y realizar las tareas en consonancia con los empresarios para avanzar en capacitación y educación", dijo Frías.

El dirigente gremial, quien integra la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), y el empresario intercambiaron ideas sobre aspectos relacionados con la expansión de la firma, cuya matriz está recuperándose de contratiempos sufridos durante años, y analizaron la necesaria formación y capacitación en la actividad.

Frías informó en un documento que analizó con el titular de Argenova "la capacitación de los tripulantes del puente de navegación y de la sala de máquinas y cubierta", ya que la incorporación de nuevas tecnologías a bordo permitiría optimizar la operatoria de la flota.

El dirigente gremial expuso sobre el proyecto de formación, capacitación y educación que impulsa el gremio a través del Centro de Estudios Superiores del Mar Argentino (Cesmar), lo que fue plasmado en el libro "Civilización y Barbarie en el Mar Argentino".

La iniciativa procura que capitanes y oficiales de la pesca se capaciten en esos programas educativos, por lo que entregó el organigrama de funcionamiento del Cesmar.

Argenova integra la Cámara de Armadores de Pesqueros y Congeladores de la Argentina (Capeca) y el Grupo Nueva Pescanova, y realiza tareas de captura y procesamiento de especies como el langostino, el calamar y las merluzas negra y hubbsi; tiene una flota de 16 buques que operan desde Puerto Deseado y se instaló en el país en 1988. (Télam)