El secretario general de la Unión Obrera Ladrillera (Uolra), Luis Cáceres, planteó hoy la necesidad de instaurar "una renta básica o salario universal asociado al trabajo", y aseguró que "están dadas las condiciones para sentar las bases de una nueva Argentina, que debe atender la emergencia pero también resolver los problemas que genera la grave pandemia de coronavirus".

Cáceres marcó la importancia de avanzar hacia un "salario universal y la necesaria protección socio-laboral" de los trabajadores, en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

El sindicalista valoró "la posibilidad de discutir un camino común entre varios sectores de la vida nacional", y sostuvo que de forma independiente a la atención de la emergencia y la resolución de los problemas que genera la pandemia hay que pensar en la pospandemia, porque "el futuro es hoy", indicó un comunicado.

Además, detalló que existen importantes avances en "la integración de las tareas formales e informales" en la actividad ladrillera para integrar un sindicato que represente a todos los trabajadores, porque el personal "deja la vida".

"La familia ladrillera deja la vida en el horno, con mucho esfuerzo y dedicación, por lo que la renta básica o salario universal debe estar asociado al trabajo, ya que en la economía popular lo que sobra es empleo y faltan derechos", afirmó.

Cáceres, también integrante del Movimiento Evita, participó ayer en el distrito bonaerense de Lanús en el "Conversatorio por la renta universal, el trabajo y la protección social" que organizó la Universidad Nacional de esa comuna (UNLA) y la "Mesa de encuentro por el trabajo y la vida digna".

En el encuentro de Lanús también participaron el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo; el vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Guillermo Moretti; la rectora de la UNLA, Ana Jaramillo; la titular de Cuidadores de la Casa Común, Marta Arriola; el secretario general de la ATE nacional, Hugo Godoy; Esteban Castro (UTEP) y el dirigente sindical marítimo Juan Carlos Schmid.

La "Mesa de Encuentro" está integrada por gremios de la CGT, la CTA, cooperativas y pequeñas y medianas empresas, y fue creada a instancias de la Comisión Episcopal de la Pastoral Social que dirige monseñor Jorge Lugones.

(Télam)