La Asociación Argentina de Capitanes, Pilotos y Patrones de Pesca (Aacpypp) rechazó hoy el proyecto de ley presentado por la diputada nacional santacruceña Mariana Zuvic sobre "la problemática del descarte pesquero" porque "es oportunista, político, no aporta soluciones reales y efectivas y tampoco nada nuevo", aseguró la organización gremial.

"La aplicación de la iniciativa de la diputada de la Coalición Cívica (CC) Zuvic implicaría prohibir de forma total la pesca de arrastre. Su ignorancia sobre el recurso del mar argentino y del trabajo de la industria lo hace malicioso y deplorable", denunció el gremio.

El titular del sindicato y dirigente de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), Jorge Frías, sostuvo en un comunicado que "es de neto carácter político, ya que la alianza que Zuvic integra -Juntos por el Cambio- nada hizo en cuatro años".

El sindicalista aseveró que "con absoluto desconocimiento utiliza el tema para una contienda política y propone más burocracia, multas y sanciones a personal y empresas".

"No propone soluciones ni siquiera mágicas y demuestra que algunos diputados solo calientan las sillas a un costo elevado para la ciudadanía. Es imposible regular el descarte desde un escritorio político mentalmente corrupto y propiciador de más burocracia", subrayó.

Frías explicó que el problema del descarte debe comenzar del principio de que "no existe arte de pesca para su eliminación, por lo que se imponen medidas de manejo responsable para disminuirlo y la decisión del Estado de aprovechar lo capturado y asegurar que en lugar de tirar peces muertos sirvan como alimento primario para quienes tienen hambre".

Frías explicó que el artículo 5 del proyecto de Zuvic tiene entre sus ejes la fiscalización del registro de imágenes de video y fotografías mediante un sistema a instalar en los buques.

"De una simple cuenta que considere las horas de trabajo de un funcionario fiscalizador y las de grabación a verificar resulta que cada día de pesca de un buque implica 0.3 de tarea de un estatal. Hay unos 300 barcos operando en el caladero, lo que significa que el Estado empleará 97,5 días/hombre para controlar los videos solo de un día", señaló.

Para el dirigente, ello significa que "nadie controlará nada y que el video será una sumatoria burocrática y propensa a corromper aún más el sistema, con mayores costos".

Frías afirmó que esas cámaras de video ya "fracasaron y son un engaño más" para dilatar las soluciones, y solo "se responsabiliza al capitán de pesca por el descarte", que es confirmado por el ingreso de buques solo con una especie y sin acompañante en bodega.

También sostuvo que el descarte cero es posible con "un simple compromiso real político", y aseveró que "los capitanes y marineros tienen que hacer mayor esfuerzo para pescar y tirar que para pescar y traer” y que "las diferencias salariales por producción pueden ser compensadas con consensos sobre lo generado y la distribución que se aplique".

"El valioso tiempo legislativo desperdiciado por Zuvic ratifica que la política pesquera debe tener epicentro en Chubut, que tiene el recurso en sus latitudes y voluntad para desarrollar el parque industrial fresquero, la renovación de la flota costera y de altura, la instalación de nuevas naves de producción y otros desarrollos, mientras Santa Cruz presenta esos proyectos sin sentido y Buenos Aires realiza la extracción congeladora", puntualizó.

Frías aseguró que el proyecto de Zuvic produce "vergüenza ajena" y reclamó que "el Estado aproveche todo lo que se captura, porque será imposible evitar el descarte". (Télam)