La Asociación Argentina de Capitanes, Pilotos y Patrones de Pesca (Aacpypp) levantó el paro general que debía comenzar hoy en la flota de la actividad, tras lograr "un trato humano y el inmediato desembarco y atención médica del personal con coronavirus del buque Mishima Maru, amarrado en Comodoro Rivadavia".

El gremio había convocado a un paro de la flota pesquera nacional contra el "inhumano trato" recibido por los tripulantes contagiados a bordo de ese buque, a quienes "no se les permitía desembarcar y tampoco recibían atención médica".

El titular del sindicato, Jorge Frías, agradeció en un comunicado "la intervención de varios actores y su colaboración para que pudiesen desembarcar y ser alojados en un centro de atención municipal, en el que están recibiendo tratamiento".

Así, agradeció "las gestiones del Subsecretario de Pesca y Acuicultura de la Nación, Carlos Liberman; del intendente de Puerto Madryn, Gustavo Sastre, y del vicegobernador de Chubut Ricardo Sastre, y también a la empresa armadora".

Frías destacó "el heroico accionar del capitán del buque, Rubén Meloni, quien hizo uso de los derechos y cumplió las obligaciones conferidas e impuestas por la Ley de la Navegación, y antepuso la seguridad y la vida por sobre la desidia de las autoridades de Comodoro Rivadavia y ordenó el arribo forzoso del buque".

El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) de Comodoro Rivadavia debe rever de forma inmediata "la aplicación de los protocolos sanitarios a los trabajadores pesqueros, porque no es posible sostener que un buque es un lugar adecuado para que su tripulación, afectada por la grave enfermedad de la Covid-19, permanezca a bordo", señaló Frías.

"No se puede transitar la enfermedad en un buque, ya que no reúne las condiciones que requieren los mínimos estándares sanitarios. Los barcos fueron concebidos para viajes de pesca y no como buques sanitarios", remarcó.

Frías instó a sus colegas de los gremios marítimos, a las cámaras empresarias de la pesca y a Liberman a realizar de forma mancomunada "las gestiones y acciones necesarias para que los pescadores sean vacunados de inmediato".

Frías, integrante de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), advirtió que el próximo inicio de la actividad de la flota langostinera plantea "un enorme interrogante sobre si podrá realizarse en condiciones sanitarias seguras". (Télam)