La conducción nacional de la Asociación Bancaria (AB), que lidera Sergio Palazzo, aseguró hoy al saludar a los trabajadores de la actividad que conmemorarán mañana su día que el gremio logró nuevamente este año preservar el poder adquisitivo del salario, y denunció que las entidades financieras "no respetan ni las condiciones laborales".

"La Bancaria garantiza derechos, pero la situación es compleja. Hay cambios sin precedentes y desordenados en el sistema financiero. La incertidumbre es grande y, las entidades financieras, no respetan las condiciones laborales a partir de las crecientes tercerizaciones y tampoco pagan los gastos de teletrabajo y los horarios de labor", afirmó.

Un documento firmado por Palazzo y el secretario de Prensa, Eduardo Berrozpe, sostuvo además que “de prepo” los bancos "cambian y ajustan las condiciones laborales y, los turnos que fueron necesarios para evitar contagios por la Covid-19 y el teletrabajo, son hoy funcionales para cerrar áreas y sucursales, reducir puestos de empleo y negar atención personalizada a los usuarios que la reclaman", remarcó.

La Bancaria, que mañana celebrará un nuevo Día del Trabajador de la actividad, añadió que las condiciones de la emergencia sanitaria aceleraron la reducción de la infraestructura física y potenciaron a la banca digital, mientras crece la inseguridad del sistema, lo que "es facilitado por la desregulación extrema del sistema financiero".

"Ello fue impuesto durante la gestión macrista en el Banco Central (BCRA)", sostuvieron los dirigentes, quienes reseñaron que "la superación de esa situación se basa en la solidaridad entre nosotros y con la sociedad y en la conciencia de que los servicios financieros deben estar al alcance de todos para fomentar la economía real".

La Bancaria subrayó que también se basa en "el accionar gremial que habrá que profundizar, ya que las entidades financieras insisten en no oír al sindicato y al público en general", y puntualizó la necesidad de que la reconoversión financiera actual "sea ordenada mediante un cambio de lógica y una reforma de la legislación vigente".

Click to enlarge
A fallback.

"Esa posibilidad está relacionada con el resultado electoral del próximo 14 de noviembre. Sin esa reforma, continuará el actual desorden, en el que predomina la lógica especulativa de la refinanciación de una deuda macrista exorbitante, y seguirá negándose el rol promotor de la producción del sistema financiero. También se impondrán ajustes a los trabajadores para pagar los intereses de las deudas", añadió.

Además, los sindicalistas sostuvieron que ya "se conocen las propuestas de ajustes sobre lo que de forma perversa se denomina 'costo laboral', como la eliminación de las indemnizaciones de ley que promueve la coalición proempresaria hoy opositora".

"Los trabajadores experimentaron las consecuencias de ese gobierno con el cierre de empresas, la pérdida de empleo y la rebaja promedio de más de un 25 por ciento de los ingresos alimentarios. Sus promesas son mentiras y, detrás de ellas, están las grandes corporaciones y los formadores de precios solo en busca de sus ganancias", afirmaron.

El gremio reclamó también una reforma tributaria y de la matriz industrial, ya que "se requiere agregar trabajo argentino a lo que ya se produce, de lo que también depende el empleo bancario", por lo que sostuvo que en las legislativas del 14 de este mes "cada voto cuenta" y aseguró que "la realidad señala que es preciso asumir la acción gremial".

La Bancaria llamó a respaldar al Frente de Todos (FdT) porque permitió elegir "un Gobierno que reconoce los derechos y la necesidad de reactivar el mercado interno". (Télam)