La conducción nacional de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), que lidera Hugo Godoy, reclamó hoy "estabilidad laboral" para los 11 mil pases a planta permanente "liberados por el Gobierno", y sostuvo que ese proceso no puede sufrir "demoras".

"El Gobierno liberó 11.172 vacantes del Sistema Nacional de Empleo Público (Sinep). Algunos sectores confunden la regularización del trabajo precario con la contratación de nuevos agentes, pero el proceso de estabilización no puede sufrir demoras burocráticas que lo arriesguen", sostuvo el dirigente sindical en un comunicado de prensa.

Godoy, titular de la Central de los Trabajadores de la Argentina Autónoma (CTAA), detalló que ya fue publicada en el Boletín Oficial la decisión administrativa 1086, que liberó 11.172 vacantes del Sinep para el agrupamiento profesional, lo que ofrecerá a trabajadores estatales con antigüedades de más de 5 años y hasta 10, 15 o incluso 20 una estabilidad laboral que por la Ley de Empleo y el convenio colectivo de trabajo ya deberían tener.

"A nivel mediático ya se generó una confusión entre esa regularización laboral y la ampliación del gasto fiscal. El gremio explicó que se trata de garantizar la estabilidad en el empleo y que es necesario evitar dilaciones burocráticas para que no quede trunco", dijo.

El director del Departamento de Negociación Colectiva del gremio nacional, Flavio Vergara, afirmó que "no se trata de incorporar gente sino de un proceso de regularización de trabajadores que ya cumplen tareas y que el Estado tiene como contratados de forma ilegal. La Ley de Empleo y el convenio colectivo determinan que solo se puede tener un 15 por ciento de personal contratado para tareas estacionales no permanentes", explicó.

Vergara añadió que quien trabaja hace 5, 10 o 15 años cumple tareas habituales y permanentes, por lo que la medida ofrece estabilidad laboral y no precariedad, y puntualizó que "el porcentaje de contratados rondaba casi el 60 por ciento".

"Ahora se liberaron las vacantes. El gremio había acordado un proceso, el Concursar 2.0, para regularizar a 30 mil trabajadores relevados del agrupamiento general. O sea, personal sin título profesional sino terciario o de otro tipo. Ese proceso tiene hoy 9 mil cargos en concurso, y faltan otros 16 mil para regularizar la realidad", dijo Vergara.

ATE aseguró que de los cargos concursados hay unos 1.700 para los que se están conformando comités; que otros 3 mil están en proceso de concurso y 6 mil más tienen orden de mérito y aguardan las designaciones, y especificó que la Ley de Empleo y el convenio colectivo determinan la existencia de un período de prueba de 12 meses para que los trabajadores tengan estabilidad y demuestren capacidad para ejercer el puesto.

"El gremio solo está regularizando una situación irregular que el propio Estado generó. No se puede aplicar la ley a alguien que ya trabajaba de la misma forma que a quien recién ingresa. En ese sentido, existe una fuerte controversia", puntualizó el sindicalista.

(Télam)