El Gobierno de Jujuy otorgará una mejora salarial del 10 por ciento a los trabajadores de la administración pública provincial, retroactivo a febrero, a la vez que alcanzó un acuerdo con las entidades gremiales para actualizar montos de asignaciones familiares.

Así lo informaron hoy autoridades de los ministerios de Hacienda y de Trabajo de la provincia al dar cuenta, en conferencia de prensa, del cierre de un primer tramo de las negociaciones paritarias.

El ministro de Hacienda de Jujuy, Carlos Sadir, detalló que el Gobierno había ofrecido un 10% de aumento, que se otorgará con el mes de marzo, y que hubo una contrapropuesta aceptada respecto a que sea retroactivo a febrero.

El funcionario dijo que hubo una propuesta de los trabajadores vinculada a las asignaciones familiares, las cuales permanecen “congeladas hace muchos años”, así que también se la aceptó.

“En el caso de la asignación por matrimonio, por ejemplo, hoy es $565 y la propuesta fue llevarlo a $5.000, la de nacimiento es de $600 y pasa a $3.000. Representa un principio, sabiendo del atraso que tienen estos conceptos”, valoró Sadir.

Asimismo, indicó que seguirán concretándose reuniones para abordar el blanqueo de ciertos conceptos, como ser el tornar bonificable un suplemento por persona.

“Hay diferencias de cómo va a ser la metodología, así que en marzo vamos a reconvertir un 20% de ese suplemento y la semana que viene se va a charlar con continua el blanqueo”, concluyó Sadir.

Por otro lado, el ministro de Trabajo provincial, Normando Álvarez García, ponderó que con la mejora salarial a otorgarse se llegará a registrar durante el primer semestre “un aumento total de más de 20%” para los estatales en la provincia, lo que hace “muy posible” que para fin de año se llegue a la suma del 40% que pidieron algunos gremios. (Télam)