El Frente Amplio Gremial de Jujuy (FAG), que nuclea a la mayoría de los sindicatos de la administración pública provincial, presentó hoy un petitorio al gobernador de la provincia, Gerardo Morales, para reclamar que se “cierre” la paritaria correspondiente al 2020 y la negociación salarial del 2021 se lleve a cabo de forma presencial.

El documento recibido por las autoridades provinciales exige una recomposición salarial de los años 2016 hasta 2020 por “la pérdida del poder adquisitivo”, debido a que afirmaron que en todos esos años recibieron aumentos “por debajo de la inflación”.

Más adelante consideraron "de suma urgencia cerrar” la paritaria 2020, la cual continúa abierta, en un contexto en el cual se registra “una inflación en Jujuy del 41 por ciento y se produjo un aumento de solo del 10 por ciento”.

Para este año, los gremialistas proponen “aumentos de acuerdo a la evolución inflacionaria” y una “cláusula gatillo” o de revisión de los incrementos que se acuerden en paritarias, las cuales pretenden que se realicen de manera presencial.

El Gobierno provincial otorgó un aumento salarial que alcanza el 12 por ciento con los haberes de febrero, solo para el sector docente, por lo que el resto de los trabajadores de la administración pública solicitaron que se les incluya en esos incrementos.

En ese sentido, Susana Ustárez, referente de la Asociación del Personal de los Organismos de Control (Apoc), señaló que los integrantes de ese gremio se sienten “discriminados".

"No recibimos el aumento salarial correspondiente al mes de febrero que se liquidó a los docentes. Tenemos necesidades y derechos de percibir este incremento”, remarcó Ustárez.

Asimismo la dirigente remarcó que el Gobierno jujeño debe llamar a la negociación de paritaria con “reuniones presenciales con todos los sindicatos para que juntos podamos debatir, analizar y acordar una recomposición del salario en lo anterior y un avance en el 2021 que esperamos mantenga el paso de la inflación”. (Télam)