El precandidato a diputado nacional por el Frente de Todos y exministro de Desarrollo Social Daniel Arroyo aseguró hoy que en el país existe "un serio problema en relación con los ingresos, por lo que no habrá una solución estructural que no se encamine en ese sentido", al exponer en un debate sobre ingreso universal en la CTA Autónoma.

Arroyo, dirigentes sindicales y sociales participaron en la sede de la Central de los Trabajadores de la Argentina Autónoma en un debate sobre "Políticas de ingreso universal" y "Salario universal", indicó un comunicado.

El encuentro fue convocado por los conductores de la CTAA, el visitador médico Ricardo Peidro y el estatal Hugo Godoy, y reunió a funcionarios y dirigentes sindicales, sociales y políticos para debatir propuestas y alcances para la implementación en la Argentina de un ingreso básico universal que permita enfrentar la pobreza y el hambre estructurales.

"La brecha se amplía y hay familias a las que el salario no les alcanza aún con trabajo formal, por lo que existe un problema de ingresos y de precios, porque muchos tienen dificultades para acceder a la canasta básica y a alimentos de calidad", afirmó Arroyo.

Por su parte, el dirigente social Juan Grabois aseguró que "el gran problema de la catástrofe social y del aumento de la indigencia y de una pobreza más pobre es que existen 9 millones de compañeros que no tienen nada", y enfatizó que "la economía popular organizada está bajo ataque, pero se está abriendo una ventana para mejorar la vida de millones de personas con la posible creación de un salario básico universal".

Claudio Lozano, director del Banco Nación y precandidato a diputado por Unidad Popular, sostuvo que en "las paritarias se negocia un aumento de dinero a cambio de derechos", y afirmó que "la ausencia de piso para negociar es un problema para el conjunto de la clase que se impone resolver de inmediato".

También Lozano propuso "una renta básica universal, un salario social de empleo y formación o abrir y universalizar los planes Progresar y Potenciar Trabajo".

Corina Rodríguez Enríquez, investigadora del Conicet, señaló que el debate procura transformar elementos estructurales de la coherencia social y "no puede observarse como una forma de atender el momento de crisis", y señaló que la pandemia de coronavirus expuso "las condiciones de vulnerabilidad de millones de personas y la urgente necesidad de construir una red de seguridad para los ingresos monetarios".

Peidro, adjunto de los visitadores médicos (AAPM), aseveró que "el objetivo de la central "es debatir y acordar el tránsito hacia un camino común para lograr una síntesis, se trate de una renta básica o de un salario universal", y afirmó que las patronales quieren que los Estados o los propios trabajadores paguen esa ayuda.

Godoy, titular de ATE nacional, puntualizó que los cambios estructurales implican reestructurar las líneas de intervención de las organizaciones populares y del Estado, porque "no es posible unirse solo en la defensiva sino en un ideario y en la capacidad de transformación, que requiere ideas y prioridades".

El debate fue impulsado por la CTA Autónoma y realizado hoy en formato presencial-virtual, y participaron Arroyo, Alexandre Roig, titular del Inaes e integrante del Movimiento Evita, Grabois (UTEP y Frente Patria Grande), Rodríguez Enríquez, Lozano, Godoy y Peidro bajo la consigna "Las políticas sobre el ingreso universal".

La CTAA impulsa un proyecto de ley que promueva el salario básico universal para los trabajadores informales o los sectores más vulnerables que requieren un ingreso fijo.

(Télam)