Los empleados del exBanco de Desarrollo de Jujuy se manifestaron hoy por las calles de la capital jujeña en rechazo al proyecto de ley provincial de retiros voluntarios para trabajadores de esa entidad y reclaman una solución al conflicto que provocó la disolución de la institución.

Sergio Garzón, interventor de la Asociación Bancaria en Jujuy, señaló a Télam que el Banco de Desarrollo se mantuvo en los últimos años "sin regularizar su situación con el Banco Central (BCRA) y por decisión del gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, se disolvió y liquidó en el pasado mes de agosto, provocando un conflicto con 140 puestos laborales, los derechos y los servicios financieros que brindaba".

En ese sentido, el dirigente gremial sostuvo que con la protesta de hoy los trabajadores de la disuelta entidad bancaria buscan que se "visualice el conflicto del exBanco de Desarrollo de Jujuy porque hay un desmanejo por parte del Gobierno provincial que hace sentir su poder, sin brindar soluciones serias a los empleados".

En ese contexto, diputados provinciales del Frente Cambia Jujuy, adelantaron que mañana en la Legislatura provincial se llevará a cabo una sesión especial para debatir un proyecto de ley enviado por el Ejecutivo jujeño que, consideran "pretende avanzar con los retiros voluntarios de los trabajadores del exBanco de Desarrollo, con mayor antigüedad".

"Mañana habrá diputados con cara de piedra para votar una ley de retiros voluntarios", expresó Garzón al respecto y se preguntó: "¿Hay necesidad de tratar una ley o hay una suerte coartada para decir que hay un ofrecimiento a los trabajadores?".

El gremialista consideró que "si existe una decisión política de desvinculación de los trabajadores, se tiene que realizar teniendo en cuenta lo que establecen las leyes de contrato laboral que hablan de indemnización y sanciones por despido".

El debate que se llevará a cabo en la Legislatura jujeña, "no trae ningún beneficio para los empleados, quienes piden volver a sus tareas habituales para recuperar sus derechos y la dignidad porque se sienten despedidos desde el momento de disolución", manifestó el dirigente.

"En todo caso, esa ley el gobernador Morales debería utilizarla para todos sus familiares, porque no hay organismo público en la provincia donde no haya personas cercanas al mandatario", enfatizó Garzón, al tiempo que reivindicó el "rol social, complementario al funcionamiento de un banco", que cumplía la disuelta institución bancaria.

(Télam)