El titular de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y miembro de la mesa chica de la CGT, Antonio Caló, sostuvo hoy que en el encuentro que varios funcionarios de la Casa Rosada sostendrán el miércoles próximo con representantes de esa central sindical y de otros espacios gremiales "hay que sentarse y escuchar" porque, consideró el metalúrgico, "el diálogo es lo más constructivo que puede haber".

La reunión programada para el miércoles 10 de febrero será el primer capítulo de la ronda de diálogo que motoriza el Gobierno para avanzar en un acuerdo de precios y salarios.

En una entrevista exclusiva con Télam, Caló aseguró coincidir totalmente con la posición que se acordó en la CGT respecto a aquella convocatoria, al manifestar que "no debe haber techo en las discusiones paritarias, ya que las pautas salariales siempre fracasaron" y recordó en ese sentido que "el Gobierno anterior (por la gestión de Mauricio Macri) fijaba pautas o techos salariales del 20 por ciento y después teníamos una inflación del 50 por ciento".

En este sentido, Caló precisó que desde la UOM se avala "lo que manifestó el presidente, de que los salarios van a estar cuatro puntos arriba de la inflación", a la vez que añadió que "en la actividad metalúrgica hay plena actividad en PYMES y grandes empresas, a punto tal que tenemos 10.000 trabajadores nuevos".

Consultado por su opinión sobre el Gobierno que encabeza Alberto Fernández, el gremialista destacó -refiriéndose a él en tercera persona- que "Caló banca al gobierno" y en ese punto manifestó su convencimiento en que la Argentina "saldrá adelante porque las perspectivas son muy buenas, y eso para la UOM es significativo".

Por otro lado, Caló relativizó las críticas que suele recibir la CGT por su accionar, al destacar que la central mayoritaria "de la cual nosotros (por los metalúrgicos) somos parte, está trabajando bien, sin estridencias, en silencio y defendiendo los derechos de los trabajadores", y luego, sobre el funcionamiento interno de la central ubicada en la calle Azopardo, puntualizó: "Aunque no parezca nadie se corta solo, todo sale de los acuerdos y el consenso".

Sobre la situación actual de las obras sociales sindicales, Caló explicó que "la mayoría tiene problemas y están en déficit".

"Es un tema complicado, porque las medicaciones aumentan sus costos, y por eso la CGT está permanentemente en contacto con la Superintendencia de Servicios de Salud, tratando de solucionar los múltiples problemas", afirmó.

Por otro lado, en relación a la vacunación impulsada por el Gobierno para prevenir los contagios de Covid-19, Caló expresó: "Apostamos a que lleguen todas las cantidades necesarias para vacunar a la mayor cantidad de personas", y luego recordó que "el Policlínico Central de la UOM fue reconocido como vacunatorio central".

El gremialista también contó detalles de cuáles son los protocolos de prevención ante la pandemia que implementó la UOM, para lo cual destacó: "Estamos cumpliendo con los protocolos sanitarios y continuamos avanzando en las obras del nuevo sanatorio que confiamos en terminar a fines de 2022. Los Centros de Capacitación Profesional diseminados por todo el país están funcionando, obviamente con las limitaciones que impone la pandemia", señaló.

Por último, al referirse a los mandatos de las autoridades y la renovación del consejo directivo de la UOM, Caló aseguró que "por el momento las elecciones para renovar a las autoridades del gremio en el orden nacional y provincial, que debían realizarse en octubre de 2020, están postergadas por disposición del ministerio de Trabajo. (Télam)