La empresa Trenes Argentinos informó que la línea Sarmiento normalizaba su servicio esta mañana luego de que culminara la medida de fuerza que llevará adelante tras la apertura de una mesa de negociación entre la empresa y representantes gremiales.

El ferrocarril Sarmiento funcionaba desde las primeras horas de la tarde con demoras y cancelaciones debido a una medida gremial impulsada por la negativa de un grupo de guardatrenes afiliados a la Unión Ferroviaria (UF) a realizarse los testeos de alcoholemia obligatorios antes de comenzar la jornada laboral, según habían informado a Télam fuentes de la operadora ferroviaria estatal Trenes Argentinos.

De acuerdo a lo informado por la empresa, "el conflicto comenzó pasado el mediodía cuando un grupo de guardatrenes se negó a realizarse los testeos de alcoholemia obligatorios antes de comenzar la jornada laboral".

"La empresa ferroviaria abrió una mesa de diálogo con los representantes gremiales que permitió, durante las primeras horas de hoy, llegar a un acuerdo para que el servicio pudiera restablecerse", consignó Trenes Argentinos.

En ese sentido, se remarcó que "los controles de alcoholemia y de sustancias dispuestos por resolución de la CNRT, forman parte del protocolo de evaluación de carácter permanente que se extiende a todas las personas con responsabilidad asignada en la seguridad operativa de la circulación de trenes".

La medida de fuerza generó demoras y cancelaciones durante las primeras horas de la tarde de ayer y la interrupción de la prestación, entre las 17 y las 19; momento desde el cual se brindó un diagrama  de emergencia con personal jerárquico.

Click to enlarge
A fallback.

Ante cualquier duda o consulta el pasajero puede comunicarse con el 0800-222-TREN (8736) o ingresar en  www.argentina.gob.ar/transporte/trenes-

Ayer, el Secretariado Nacional de la Unión Ferroviaria (UF) que encabeza Sergio Sasia había repudiado la medida de fuerza, la adjudicó a un "minúsculo grupo de trabajadores" y la calificó como "inconsulta e irracional".

En diálogo con Télam, Sasia remarcó que la conducción nacional de la UF "rechaza y repudia" la medida de fuerza, a la que definió como "inconsulta e irracional" y de la que -dijo- tomó conocimiento "de manera informal".

Un grupo de trabajadores que responde al cuerpo de delegados de la filial de esa línea, al mando de Rubén Sobrero, decidió desde las primeras horas de esta tarde paralizar los servicios, por lo que las formaciones funcionan con demoras y cancelaciones ante la negativa de los guardatrenes a realizarse testeos de alcoholemia antes de la jornada laboral.

"El Secretariado Nacional de la Unión Ferroviaria rechaza y no avala las protestas de esas características y responde en este sentido ante la convocatoria inconsulta e irracional. Toda medida que implique un paro o la interrupción de los servicios debe ser adoptada por la conducción del gremio", sostuvo a esta agencia Sasia.

El dirigente, titular de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) e integrante del consejo directivo de la CGT, aseguró que "la inconsulta protesta atenta contra el usuario y las normas, leyes y Estatutos vigentes".

El personal de guardatrenes del turno tarde de la base Castelar inició la protesta a las 12 de ayer, luego de negarse a realizar los controles de la Resolución 404/13 de la CNRT, por lo que interrumpió el normal servicio ferroviario de la línea Sarmiento.

Por su parte, desde la seccional Gran Buenos Aires Oeste de la Unión Ferroviaria criticaron a la cúpula de la Sociedad Operadora Ferroviaria Sociedad del Estado (Sofse) por negarse a "arbitrar los medios para preservar la salud de los trabajadores ferroviarios, en medio de una nueva oleada de contagios".

A través de un comunicado, la seccional GBA Oeste del gremio reprochó a las autoridades de la empresa estatal y de la cartera de Transporte por no avenirse a "instrumentar las medidas que en la anterior etapa de la pandemia permitieron atemperar y reducir al mínimo las consecuencias del COVID" y además reclamaron "la suspensión de los controles aleatorios con instrumentos con alto riesgo de ser vectores del virus".

La seccional Oeste de la UF tiene como referentes a los gremialistas Edgardo Reynoso y Rubén Sobrero, ligados al Frente de Izquierda y los Trabajadores, y está enfrentada con la conducción nacional del sindicato. (Télam)