La gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, dictó hoy la conciliación obligatoria luego de que los docentes nucleados en la Unión de Trabajadores de la Educación de Río Negro (Unter) y los profesionales de la salud que integran la Asociación Sindical de Salud Pública de la provincia (Asspur) convocaran a medidas de fuerza para esta semana.

Además la mandataria provincial anunció la apertura del debate paritario con el gremio educativo que se extenderá por diez días a partir del próximo viernes 6 de mayo.

En paralelo, desde el gobierno rionegrino se informó hoy que la provincia abonará un aumento del 50% al plus de operador que cobra el personal de Desarrollo Humano y de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf), que fue acordado para que sea pagado por "planilla complementaria" y con retroactividad a febrero de 2022.

En cuanto al ámbito de la educación, la mandataria rionegrina aseguró desde Bariloche que "la variable de ajuste no puede ser la educación de los chicos", tras lo cual afirmó que "esta semana habrá clases y el viernes nos vamos a juntar en paritarias".

En ese sentido, Carreras dijo que propondrá "una gran modificación" a la hora de discutir paritarias con los docentes, y prometió que cualquier incremento salarial que se acuerde con el gremio impactará en el cobro del próximo sueldo.

"Las paritarias serán de diez días, vamos a terminar con esta metodología de que el Gobierno (provincial) ofrece y el gremio rechaza: acá nos vamos a sentar todos a ver cuál es la solución, que no es el paro", reiteró la gobernadora.

Los trabajadores de la educación de Río Negro habían anunciado para el miércoles 4 y jueves 5 de esta semana un paro de 48 horas luego de rechazar la última oferta de actualización salarial que les había propuesto la provincia.

Según se informó desde el gremio, "la seccional Bariloche y la de El Bolsón se concentrarán este miércoles a las 11 en la sede del sindicato para marchar hacia las delegaciones de Ipross (Instituto Provincial del Seguro de Salud, obra social de la provincia)".

La medida de fuerza convocada desde el sindicato fue cuestionada por la gobernadora, quien dijo que "esa metodología solo empeoró la calidad educativa y la calidad del trabajo docente".

Para Carreras, la prioridad en esta etapa pasa por encontrar una solución que no interrumpa la formación de los alumnos y que mejore la calidad de la enseñanza.

"Hoy yo no puedo plantear una solución para lo que vendrá dentro de 30 años; basta de hablar de salarios, vamos a hablar de calidad", propuso.

En ese sentido, la mandataria provincial adelantó que en la próxima paritaria se propondrá ir hacia un modelo de clasificación de títulos, para que "se revisen las horas de formación y el nivel de formación, si es universitario o no".

"Necesitamos actualización en los conocimientos, esto tiene que cambiar, es lo que vamos a discutir en la próxima paritaria. Hay que pagar un plus por formación", exhortó, y en esa línea dijo que, mientras en toda la administración pública de Río Negro se paga un adicional por título universitario, en la docencia no.

"Todos cobran lo mismo, con formación o no, justo donde más lo necesitamos", se lamentó Carreras, para finalmente agregar: "Tiene que haber un incentivo para mejorar".

En cuanto a los profesionales de la salud pública, el gremio del sector anunció paro y movilización en los hospitales de la provincia para el martes 3, el miércoles 4 y el jueves 5 de mayo.

Desde Asspur reclaman una propuesta salarial que iguale o supere el 64% de aumento, que el haber mínimo en la salud pública se fije en 120.000 pesos, el reconocimiento del sindicato como representante oficial en las paritarias y una baja en la edad jubilatoria. (Télam)