El Primer Congreso Nacional de Delegados del Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) sostuvo hoy que "la negociación colectiva es un derecho humano fundamental para concretar el bien común y más niveles de justicia, igualdad, bienestar, salud, integridad y condiciones y medio ambiente laborales dignos".

El gremio que lidera Jorge Kalinger informó que ese derecho fundamental a la negociación colectiva también permite prevenir la violencia y el acoso laboral y beneficiar a los docentes y a la comunidad educativa, por lo que la conducción declaró su "unánime y ferviente apoyo a las paritarias ante el Ministerio de Trabajo" y exhortó a los empresarios a mantener desde el 23 de este mes "reuniones fructíferas y reales".

"Es preciso que las patronales de gestión privada se avengan a celebrar desde el día 23 reuniones fructíferas y negociaciones reales y de buena fe para concretar en un plazo breve y específico el convenio colectivo de trabajo sectorial. Las cámaras Consudec, Coordiep y Caiep deben realizar esfuerzos y cumplir con sus obligaciones paritarias para alcanzar ese instrumento colectivo", indicó un comunicado.

El documento del Sadop, firmado por Kalinger y la secretaria gremial, Marina Jaureguiberry, instó a la cartera laboral a continuar con "el efectivo y fiel cumplimiento de las obligaciones internacionales del Estado en el contexto de los Convenios 87 y 98 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y a seguir promoviendo de forma activa el procedimiento de la negociación colectiva en trámite".

El congreso deliberó en La Falda y reunió a más de 1.800 delegados de todo el país.

El encuentro fue inaugurado por Kalinger y Jaureguiberry, quien exaltó "la importancia de reunirse y militar de forma colectiva por lograr mejoras condiciones laborales y salariales", y reclamó "más participación y diálogo para construir hacia adelante y consolidar un proyecto a partir de las grandezas propias y el protagonismo de los trabajadores".

Patricia Rodríguez, adjunta del Sadop Buenos Aires, señaló que el sindicato debe construir "una organización cada vez más fuerte y que crezca en la empatía y militancia", en tanto Julieta Chaves, Magdalena García Salciarini y Mariano Suárez explicaron que "la salud laboral no es un problema individual sino colectivo", y se pronunciaron por consolidar "un trabajo digno por sobre todo".

Los participantes analizaron las funciones del docente privado delegado, la jornada laboral y la negociación colectiva; las condiciones y medio ambiente de trabajo en la pospandemia, los riesgos psicosociales y qué tipo de respuestas se pueden ofrecer desde lo colectivo. (Télam)