Los choferes de colectivos urbanos e interurbanos de la ciudad de Santa Fe y otras localidades levantaron a partir del primer minuto de hoy el paro que iniciaron el jueves pasado, luego de llegar a un acuerdo con las empresas y el Municipio para el pago de salarios adeudados, según consignaron voceros gremiales.

El acuerdo se plasmó luego de intensas negociaciones entre dirigentes de la seccional local de la Unión Tranviaria Automotor (UTA), de la Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (Fatap) y funcionarios de la Municipalidad de Santa Fe.

El primer punto que reclamaban los trabajadores era el pago completo de los salarios de junio, que los empresarios se comprometieron a depositar antes del jueves, además de definir un cronograma para cancelar otras deudas.

Fuentes gremiales indicaron que el municipio aportará cinco millones de pesos por mes, y se reconducirán recursos que en principio estaban destinados a financiar el Boleto Educativo Gratuito.

En ese sentido, el subsecretario de Movilidad y Transporte, Lucas Crivelli, explicó que "en el marco de la emergencia del transporte por colectivos en la ciudad, el intendente (Emilio Jatón) dispuso reconducir recursos para el sistema".

"Se trata de cinco millones de pesos mensuales que estaban destinadas para el Boleto Educativo Gratuito municipal, que van a brindar una ayuda al sistema de transporte por pasajeros", añadió el funcionario.

La medida se extendió entre el jueves a las 13 y la medianoche de ayer, cuando los choferes anunciaron su reclamo porque no habían cobrado en tiempo y forma los salarios de Junio, el media aguinaldo y un bono de 15 mil pesos que habían acordado.

Desde el sector patronal, las empresas admitieron que dependen de los subsidios nacionales para pagar los sueldos, ya que por la pandemia de coronavirus el sistema de transporte público no es autosustentable, según graficó Leandro Solito, presidente de la Asociación de Transporte Automotor de Pasajeros (Atap).

(Télam)