La Asociación Argentina de Capitanes, Pilotos y Patrones de Pesca (Aacpypp), que lidera Jorge Frías, y las cámaras empresarias fresqueras de altura Caipa y Caabpa retomarán hoy las negociaciones paritarias en procura de un aumento salarial, informó el gremio.

Sindicalistas y empresarios habían convenido la semana anterior un cuarto intermedio en Trabajo en el diálogo salarial y sobre el reclamo de reformulación del convenio colectivo.

El gremio reclama un aumento del 55 por ciento en tres tramos de 25, 15 y 15, según señaló en un documento, en el que remarcó que la primera cuota debe ser aplicada con retroactividad al 1 de abril último, lo que incluye "el desfase de la paritaria en marzo".

"En función de las perspectivas inflacionarias para los meses siguientes y a fin de acompañar al Gobierno nacional a contener ese proceso en un difícil contexto político y económico local y mundial, se requiere otro incremento del 15 por ciento para junio y otro tanto para julio próximos, y un reajuste para monitorear aquellos guarismos", afirmó.

Para Frías, el gremio y las cámaras deben monitorear de forma conjunta el proceso inflacionario y su impacto sobre los salarios según el índice de Precios al Consumidor que publica de forma mensual el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Frías, integrante de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), reseñó que, luego de una década de vigencia del convenio colectivo laboral 638/11 -el primero que comenzó a ordenar la actividad de capitanes y oficiales de pesca-, "es tiempo de avanzar para lograr la equidad económica, profesional y moral hacia arriba".

"Ello debe ser así, de la misma manera que se logró ordenar la denominada 'pesca olímpica' aplicando la Cuota Individual Transferible de Captura. Es un derecho del personal de puente de la flota pesquera fresquera nacional, lo que por otra parte también otorgará mayor lealtad comercial en el sector empresario", puntualizó el sindicalista.

Frías explicó que sobre ese tema también "se incluye el valor del kilo de merluza, de langostino y de otras especies y la labor del primer oficial, que solo debe realizar tareas inherentes a su función, respetando sus horas de descanso por sus responsabilidades y en beneficio de la seguridad náutica para salvaguardar el buque, la carga y las vidas". (Télam)