Darío Kubar, intendente de General Rodríguez, se dirigió personalmente a la sede local de la empresa proveedora de energía eléctrica EDENOR, donde solicitó un pedido de investigación e inspección a las facturas emitidas para que se regularice “el cobro exagerado que están padeciendo muchos vecinos de la ciudad”.

El motivo que impulsó la iniciativa del jefe comunal, fue la acumulación de denuncias realizadas por decenas de vecinos que se acercaron hasta el Municipio con boletas en mano. “Hay un desmedido aumento en el consumo de Kilowatts, a modo de ejemplo, un hogar que históricamente tenía un consumo de 400 y 600 KW ha pasado a tener más de 1.600 KW en este último periodo. Agravando la situación si se tiene en cuenta que el importe final en muchos casos supera el 50% de un sueldo y más aún si se trata de jubilados con haberes mínimos”, destacó el mandatario municipal.

“Ante esta circunstancia, es mi deber y obligación velar y cuidar por los derechos de todos los vecinos de nuestra comunidad, de tal modo solicito se tenga bien a determinar el consumo real en cada caso y se proceda a la correcta facturación, acto seguido se proceda a la devolución de los valores erróneamente facturados. Argumentando que dicha irregularidad, no obstante, de producir una afectación directa en la economía de los hogares de nuestros vecinos, infringe la normativa establecida en la ley del consumidor 24.240, en su artículo 31”, completó.

 

 

Para más información, visite INICIO.