El actor y director siciliano Vincenzo Pirrotta presentará en el Teatro San Martín una maratón teatral conformada por dos obras de su coterráneo Luigi Pirandello -"El hombre de la flor en la boca" y "Fiesta del señor de la nave"- junto a "Diez Estaciones Kaos", con un elenco de actores peninsulares y argentinos, en distintos ámbitos del complejo, entre el viernes 11 y el domingo 13.

"Empecé a ver las obras de Pirandello a los diez años, gracias a un profesor que me dijo que tenía talento y me hizo hacer una prueba para la academia teatral de drama antiguo -dijo Pirrotta en diálogo con Télam-. 'Seis personajes en busca de un autor' me dejó dos noches pensando esa obra. Creo que ahí comenzó mi fascinación."

Télam: -¿Cuál es el papel de Pirandello en el teatro y la cultura italiana actual?

Vincenzo Pirrotta: -La profecía de Pirandello creo que tiene eco en Italia, como en Argentina o en gran parte del mundo; él hablaba de una animalización de los humanos, una concentración de la individualidad, y creo que algo de esto está sucediendo.

Las piezas que traigo a Buenos Aires, no son casuales: en "El hombre de la flor en la boca" hay una reflexión entre la vida y la muerte, donde un moribundo no se limita a hablar de la muerte, sino a encontrarle sentido a lo que le queda de vida. Luigi siempre reflexionó mucho sobre la existencia.

T: -¿Cómo surge este gran proyecto "Kaos Pirandello" que se conocerá en Buenos Aires?

VP: -Surgió como una locura entre dos locos: Jorge Telerman y Vincenzo Pirrotta: él vino a ver un espectáculo que hice en septiembre de 2018 en Buenos Aires y me invitó a ver el Teatro San Martín. Cuando vi esta catedral del teatro pensé inmediatamente en Pirandello, porque Luigi había venido a Buenos Aires, y ésta fue la única ciudad, junto con Frankfurt, que rindió homenaje a la obra "Seis personajes en busca de un autor", una obra que en cambio en Italia fue rechazada, considerada una pieza mala.

Se cuenta que Pirandello tuvo que salir por la puerta de atrás en el teatro romano Valle donde fue representada. Yo le estaba haciendo una broma a Jorge, pero cuando llego a Roma, incluso antes de arribar a Sicilia, recibo una llamada suya que me dice "Hagámoslo" y yo le dije que era una locura, pero ahí surgió el proyecto.

T: -¿Ya se hizo en Italia y otros lugares?

VP. -Ésta es la primera vez que se realiza esta experiencia; me intriga mucho saber cómo va a salir, porque es una idea que se podría aplicar a otros lugares del mundo, donde tengan teatros especiales como el San Martin, con tantos recovecos y espacios para representar situaciones.

T: -¿Cómo fue elegido el elenco argentino para 'Fiesta del señor de la nave' y cómo fue el trabajo con ellos?

VP: -Fue un trabajo muy creativo y el vínculo con los artistas argentinos fue hermoso. Yo entiendo el español pero no lo hablo muy fluido, aun así fluyó todo. Es un equipo muy grande y talentoso. Estoy muy contento por el nivel y la calidad de los artistas argentinos; sospechaba que iba a ser así, pero me sorprende comprobarlo.

T: -¿Tenías conocimiento de la calidad del teatro argentino antes de este contacto?

VP: -Tenía una visión de lo que significa el teatro argentino en el mundo, el año pasado vi muy poco, pero me gustó todo. Comprobé el talento de los jóvenes, como Ignacio Sánchez Mestre, de quien vi "Para partir" en el Teatro Sarmiento y también vi "Petróleo", de las Piel de Lava, en el San Martín. Sé que hay grandes nombres como el de Mauricio Kartun o Claudio Tolcachir, pero no he tenido tiempo de ver demasiado; es algo pendiente para mí. (Télam)