“Theodora” en una versión escénica sobre el oratorio de Georg Friedrich Händel que integra las ideas de la teóloga argentina Marcella Althaus-Reid, con la participación de Mercedes Morán y textos de Franco Torchia, ofrecerá mañana la primera de sus cuatro funciones en el Teatro Colón con la intención de adosarle a una obra clásica “una discusión más contemporánea sobre los feminismos y las minorías sexuales”, advierte su dramaturgo y director Alejandro Tantanian.

“En el contexto del oratorio de Händel introducimos a Althaus-Reid con lo que propone discursivamente que es una teología indecente para todas aquellas personas que se sienten por fuera de la iglesia”, advierte Tantanian a Télam sobre la experiencia sobre “Theodora”.

En el mismo sentido, el dramaturgo y director indica que la puesta “permite pensar a la figura de Marcella como a la de una mártir, de alguien que no se sujeta al orden instituido y lucha por sus propias convicciones ofreciendo hasta su propia vida por esa libertad de credo”.

Esa impronta en la vida y la producción intelectual de la teóloga, escritora y militante feminista y LGBT (Rosario, 11 de mayo de 1952-Edimburgo, 20 de febrero de 2009), “hace que dialogue muy bien con pensar a Dios como espacio infinito y abrir desde allì una capacidad creativa y de libertad”, pondera Tantanian.

Althaus-Reid fue docente Senior de Teología Sistemática y Ética Cristiana en la Escuela de Teología de New College, Universidad de Edimburgo, Escocia, siendo la única mujer profesora de teología en una universidad escocesa y la primera mujer profesora de teología en New College en sus 160 años de historia.

Su legado intelectual se aprecia, básicamente en dos volúmenes que establecieron un nuevo campo teológico: “Indecent theology: theological perversions in sex, gender and politics” (2000) y “The Queer God” (2003).

La puesta que se estrenará mañana a las 20 en la sala principal del máximo coliseo argentino, tiene Dirección Musical de Johannes Pramsohler al frente de la Orquesta Estable del Teatro Colón; textos de Franco Torchia; espacio y vestuario de Oria Puppo; video de Oria Puppo y Matías Otalora e Iluminación de Rubén Conde.

El elenco que asumirá “Theodora” reúne a Mercedes Morán como actriz invitada junto a destacadas voces como la de la reconocida soprano coreana Yun Jung Choi quien interpreta el papel central, el contratenor Martín Oro, la mezzosoprano Florencia Machado, el tenor Santiago Martínez y el barítono Víctor Torres.

Las demás funciones de esta audaz propuesta con músicas del barroco serán el miércoles 29 a las 20, el viernes 1 de octubre a las 20 y el domingo 3 a las 17.

Télam: ¿Cómo se configuró esta versión de “Theodora” que entra en diálogo con la figura y el pensamiento de Marcella Althaus-Reid?

Alejandro Tantanian: El inicio de este diálogo nace de la voluntad de enmarcar el oratorio y traerlo a una discusión más contemporánea en término de lo que son los feminismos y las discusiones sobre género y las minorías sexuales. Franco trajo la figura de esta teóloga y pensó los puntos de intersección.

T: ¿Qué señas y puentes hallaron entre el oratorio de Händel y esta teóloga y escritora argentina que abordó cuestiones de género?

AT: Básicamente poder pensar en Dios como pensar en cualquier cosa. Marcella tiene este movimiento en sus ideas y es capaz de llevar al límite los vectores del pensamiento cuando los discursos de género y minorías están siendo muy cooptados por la derecha y empieza a licuarse el espíritu contestatario y de resistencia de esos discursos. Y eso en ella no es posible, sus postulados no podrían ser fácilmente asumidos, por ejemplo, por una empresa que quiere hacerse la simpática con los colectivos LGBT.

T: ¿Cómo aparece el contenido sobre diversidades y disidencias?

AT: Tuvimos muy claro con Oria que temáticamente estaba bueno pensar en las minorías y disidencias. Y Franco, que es una persona muy informada, que conoce profundamente y milita esos temas y tiene un poder de comunicación que logra que esa información llegue, nos propuso incluir a Althaus-Reid y quisimos para ponerla en el centro de la discusión y generar el efecto de amplificarla porque su teoría y su pensamiento no están muy presentes hoy por hoy.

T: ¿Por qué se la convoca a Mercedes Morán para que tenga esta primera vez en el Colón?

AT: La figura de Mercedes aparece como necesaria para que el discurso de Marcella estuviera presente en el transcurso de un espectáculo que a su vez es algo bastante anfibio porque venimos del teatro y es muy importante que quien se haga cargo de esos textos tenga un grado de empatía alto. Morán es una actriz popular que además es muy prestigiosa y muy empática, algo sumamente ideal para asumir discursos a veces un poco ríspidos.

(Télam)