El magnate cinematográfico Harvey Weinstein, acusado por cuatro mujeres de conducta sexual inapropiada, fue beneficiado por la jueza de Delaware a cargo del caso de bancarrota de su empresa Weinstein Co., al dejar en suspenso la quiebra de la compañía, destacó hoy la prensa de Los Angeles.

La jueza emitió el miércoles una orden que deniega la petición de un aplazamiento de emergencia mientras las mujeres impugnan la aprobación del plan en una corte federal de distrito en Delaware.

Los abogados de las cuatro demandantes contestaron este viernes con una solicitud a la corte de distrito de que ponga en suspenso la ratificación mientras ese tribunal considera la apelación de las agraviadas.

El plan es impugnado por la productora Alexandra Canosa y las actrices Wedil David y Dominique Huett, que acusaron a Weinstein de delitos sexuales y una exempleada de la compañía que asegura haber sufrido un ambiente laboral hostil.

El plan de bancarrota prevé la entrega de 35 millones de dólares a acreedores, una cantidad es 11,5 millones de dólares menos al plan previo, desechado después que un juez federal en Nueva York se rehusara a aprobar la propuesta de una solución por 19 millones de dólares entre Weinstein y algunas de sus acusadoras.

(Télam)