"Devi, el príncipe miniatura", del director polaco Mariusz Orski, se hizo con el premio al Mejor Filme en el Festival Internacional de Cine Religioso que finalizó hoy y que se llevó a cabo de forma virtual.

"Es una notable realización de Orski, quien con un gran poder de síntesis nos hace conocer la vida de este notable artista judío, quien luego de superar su dramática infancia en su Polonia natal, al llegar a París tendría una brillante carrera", dijo el jurado.

A su vez, la Mención Especial al Mejor Guion recayó en "Treinta pueblos", del brasileño Zeca Brito, quien al enterarse dio sus agradecimientos a través de Twitter.

En tanto que el lauro a Mejor Fotografía fue para "La casa de Wansee", de la argentina Poli Martínez Kaplun, quien retrató en modo documental una casa familiar en las afueras de Berlín que guarda el dolor y la esperanza sufrida por su familia en el nazismo. (Télam)