La comunidad que reúne a raperos, bailarines y otros artistas del movimiento del hip-hop de San Luis realizarán el próximo viernes a la tarde en la Plaza Pringles un festival para repudiar en forma pacífica la represión policial que sufrieron el domingo pasado mientras se desarrollaba la competencia “Suena el bajo”.

En diálogo con Télam, el rapero Villa MC, testigo directo de la salvaje agresión policial que sufrieron tanto mujeres como menores de edad y uno de los organizadores de dicha competencia, confirmó que todos los detenidos ya se encuentran en libertad y algunos recuperándose favorablemente de aquellas agresiones.

“Fue muy triste y muy fuerte lo que vivimos. Los pibes ya están bien y los que estaban detenidos fueron liberados el lunes a las tres de la mañana. Hay un chico que quedó muy golpeado pero que ya está recuperándose”, señaló el joven freestyler, antes del encuentro del próximo viernes a las 15 horas.

Tras los acontecimientos, registrados por las cámaras de algunos testigos y difundidos a través de las redes sociales, el Gobierno de San Luis se expresó a través del ministro de Seguridad, Luciano Anastasi, quien expresó su preocupación y pidió disculpas por el accionar policial.

“Tiraron tiros al cielo, les pegaron a menores, había policías varones pegándoles a pibas menores, arrastrándolas por el piso y requisándonos sin decirnos por qué. Fue una cacería, directamente”, relató el rapero, quien al igual que algunos de sus compañeros, se instalaron en la puerta de la comisaría para continuar con la competencia y esperar por la liberación de los seis detenidos.

Desde “Suena el Bajo” revelaron que hubo “repetitivos llamados por parte del gobernador Alberto Rodríguez Saá y de otros funcionarios provinciales” para “llegar a un arreglo”.

Según revelaron los jóvenes, desde el gobierno provincial requerían la presencia de "un líder" para conversar y negociar "forma privada y sin prensa", pero la comunidad del hip-hop de San Luis rechazó cualquier tipo de conversación e invitó al Gobernador a asista al festival en la "misma plaza que nos vio crecer como cultura" y donde "no hay líderes sino que entre todos somos uno".

Sobre las expresiones de solidaridad y de repudio a cargo de otros referentes de la escena urbana como Duki, Sara Hebe, Trueno, Acru y El Misionero, Villa MC expresó el agradecimiento en nombre de sus compañeros y dijo que cuando ocurren hechos como este siempre prevalece la “solidaridad dentro del movimiento”.

“Vamos a seguir ocupando los espacios públicos porque estamos convencidos de lo que hacemos, de lo que decimos y de nuestro accionar. Es un movimiento totalmente sano”, añadió el rapero nacido en San Juan y radicado en San Luis, quien precisó que en el “desastre” intervinieron entre 30 y 40 efectivos policiales.

"La competencia la creamos el año pasado y arrancamos dando talleres en los barrios. No pertenecemos a ninguna organización ni partido político. Somos un grupo de raperos y bailarines que se juntan de forma independiente y quien se quiera sumar tiene las puertas abiertas", concluyó Villa MC sobre este grupo de raperos y breakers autoconvocados que comenzará a girar por distintas localidades de la provincia.

Tras lo ocurrido el jefe de la Policía de San Luis, Darío Neira, resolvió pasar a disponibilidad a 23 efectivos: apartó de su cargo a 6 oficiales y 17 suboficiales, que forman parte de la Unidad Regional de Orden Público Uno y la Dirección General de Operaciones.

"La medida fue adoptada a los efectos de atribuir y/o deslindar responsabilidades por la conducta desempeñada durante la intervención desarrollada el pasado domingo por la tarde en plaza Pringles de la ciudad de San Luis", expresó en un comunicado de prensa el jefe policial. (Télam)