Tras diez semanas de rodaje, Pedro Almodóvar terminó el rodaje de "Madres paralelas", su última película protagonizada por Penélope Cruz, Aitana Sánchez Gijón y Milena Smit que aborda un drama sobre la familia, los ancestros, la maternidad imperfecta y la memoria.

Sin fecha de estreno aún, en el vigésimo segundo largometraje de Almodóvar, producido por El Deseo con participación de RTVE y Netflix, Israel Elejalde interpreta al protagonista masculino en un elenco que completan Julieta Serrano y Rossy de Palma, almodovarianas habituales, informó la prensa española.

"Vuelvo al universo femenino, a la maternidad, a la familia. Hablo de la importancia de los ancestros y de los descendientes; la presencia inevitable de la memoria. Hay muchas madres en mi filmografía, las que forman parte de este relato son muy distintas. Como narrador, en este momento me inspiran más las madres imperfectas", había dicho Almodóvar a la prensa.

En el video del rodaje que se difundió a la prensa se ve a Penélope Cruz (en su séptimo filme junto al director) en su papel de madre, con un bebé en brazos, haciendo fotos en un estudio. Allí, Milena Smit aparece con el pelo corto y teñido de rubio en la madrileña plaza de las Comendadoras y Sánchez Gijón actuando sobre un escenario teatral. (Télam)