La soprano y compositora finlandesa Tarja Turunen, una voz lírica dentro del rock pesado, presentará el jueves en Rosario y el viernes en Buenos Aires dos de las funciones del "Raw Tour 2022", con el que aspira a demostrar que "estos dos estilos musicales no están tan alejados entre sí y, por el contrario, tienen muchas similitudes entre ellos".

"He estado usando elementos, melodías e ideas de la música clásica desde que comencé a escribir mis propias canciones. Y, por ejemplo, las historias que se escriben como óperas son tan dramáticas como muchas historias de heavy metal. O la grandilocuente música orquestal de Wagner o Tchaikovsky es similar a la música de muchas bandas de heavy metal melódico", sostiene Tarja durante una entrevista con Télam.

La cantante y autora que en 1996 fue fundadora de la reconocida banda de metal sinfónica Nightwish, de la que se fue en ríspidos términos en 2005, afirma que su experiencia sonora es que "la música es pura emoción y eso te llena el alma".

"Como oyente -señala- no necesitas ser capaz de analizar la música y tener el conocimiento de cómo se ha escrito, solo escuchas, ya sea que la disfrutes o no. Pero la música clásica es el comienzo en la música y, desde siempre, artistas y bandas han ido tomando influencias de ella con éxito".

Ese mundo se plasmó acabadamente en "In the Raw", su quinto álbum en solitario que publicó en 2019, al que define como "el más personal" de su carrera: "Es por eso que siento que ya no necesito explicar mi trabajo".

La vocalista, nacida hace 44 años en el norte de Finlandia, está girando ahora con el "Raw Tour", una recorrida internacional que tras llegar esta noche a Santiago de Chile, tendrá dos paradas argentinas, el jueves 21 en el Teatro El Circulo (Laprida 1223, Rosario) y a la siguiente noche en el Teatro Broadway (Av. Corrientes 1155, de la Ciudad de Buenos Aires).

Con este par de actuaciones, Tarja regresa a un país donde vivió entre 2008 y 2015, contrajo matrimonio con Marcelo Cabuli (actualmente su manager), fue madre (de Naomi Eerika Alexia en 2012) y entabló vínculo con la banda Asspera, singular expresión local de metal bizarro.

Tras un receso hasta octubre, la agenda de Turunen contempla para entonces una decena de presentaciones por Bulgaria, Rumania, Hungría, Polonia, Eslovaquia y República Checa.

Télam: El disco "In The Raw" llegó a tocarlo aquí en octubre de 2019, ¿qué repertorio trae para este "Raw Tour 2022"?

Tarja Turunen: Esta gira es una continuación de la gira "In the Raw", por lo que la lista de canciones se basará en ese álbum, más todos los éxitos y canciones conocidas que mis fanáticos adoran.

T: ¿Qué significa volver a tocar en Argentina donde hay un público que la sigue y valora tanto?

Turunen: Extraño mucho Argentina, mis amigos de allá y los conciertos. Estoy súper feliz de poder sentir el amor de mis fans argentinos, reconectarme con ellos y hacer música con mi banda. Espero cantar desde el fondo de mi corazón y pasar un buen rato.

T: ¿Sigue en contacto con los músicos de Asspera? ¿cómo fue la experiencia de tocar con ellos?

Turunen: Seguramente Julián Barrett y su hermano Pit Barrett tocarán conmigo en la gira sudamericana esta vez, junto con músicos europeos. Asspera estuvo de gira conmigo en México hace algunos años, pero también he estado tocando con los miembros de la banda de Asspera en mis propias giras. Son personas muy agradables, tranquilas y leales. También tienen talento y entienden mis formas y puntos de vista artísticos, por lo que trabajar juntos siempre ha sido un placer.

T: ¿Cómo es la vuelta a las giras y los escenarios tras el impasse que marcó el inicio de la pandemia?

Turunen: Estoy bastante segura de que mi banda, el equipo y yo estaremos muy emocionados de volver a lo que antes de la pandemia llamábamos "lo normal". Hemos tenido que posponer y cancelar tantas giras que se siente irreal comenzar de nuevo. Ahora, si todo va mejor con la pandemia, estaré en el camino constantemente los próximos dos años.

T: ¿De qué manera atravesó ese momento de la humanidad y del planeta?

Turunen: Nunca había dejado de hacer giras en toda mi vida, desde que comencé mi carrera profesional hace 26 años. Fue muy difícil entender que ya no se me permitía cantar. Mi objetivo y deseo de toda la vida ha sido hacer feliz a la gente con mi voz y mi música. No me deprimí como muchos de mis colegas, pero encontré fuerzas en mi familia, amigos y la música. Los primeros meses fueron difíciles, pero luego entendí que no puedo luchar contra el universo, así que me rendí. En el momento en que hice eso, comencé a inspirarme nuevamente.

T: El freno que la Covid-19 generó hizo que en ese período se replantearan proyectos y caminos. ¿Nacieron planes en ese momento? ¿apareció algún tipo de balance sobre su trayectoria musical?

Turunen: He estado componiendo nuevas canciones y, entre muchas otras cosas, escribí un libro que se llama "Cantando en mi sangre" y cuenta una historia sobre mi música y mi carrera. No habría tenido tiempo para un proyecto tan grande sin la pandemia. También pude terminar mi álbum de música electrónica y la producción de Outlanders, que me había llevado demasiados años. Mi trabajo en programas de televisión finlandeses como "The Voice" también continúa gracias a estar más disponible. Muchas cosas buenas comenzaron a suceder una vez que me relajé y acepté el hecho de no poder actuar.

T: A partir del auge del feminismo, ¿siente un mayor y mejor espacio para la mujer en la escena musical actual?

Turunen: La escena en la que estoy involucrada con mis actividades de música rock es un mundo orientado a los hombres. Nosotras, las mujeres, hemos obtenido el apoyo de nuestros hermosos fanáticos y audiencias en todo el mundo, pero aún queda mucho trabajo por hacer para que nos sintamos tan apreciadas como nuestros colegas masculinos. He tenido mucha suerte de disfrutar del respeto, pero no puedo decir que sea igual para todas. (Télam)