La animadora y actriz Susana Giménez fue anoche a ver la función de "El Metodo Moldavsky" en el porteño Teatro Apolo, donde fue recibida por una ovación del público y despedida por el propio humorista al final del espectáculo.

Tras haber pasado gran parte de la pandemia en Uruguay, donde inclusive se contagió de coronavirus y debió permancer internada durante 15 días en junio pasado, Giménez regresó a la Argentina, preparara su regreso a la TV y anoche fue al teatro.

En "El Método Moldavsky" el cómico que trascendió largamente la casilla del humor judío, contó a Télam a finales de agosto que "hay humor político, música en vivo y monólogos sobre distintos temas como el encierro, la cuarentena, y cosas que fueron derivando de ahí".

Sobre la experiencia de hacer humor en el contexto de la campaña electoral, el artista señaló que "yo trato, sobre todo, de meter un mensaje 'antigrieta', de que no vale la pena pelearse con un amigo o familiar por esto. Está bien que cada uno tenga distintas ideas, no podemos pensar todos igual y es desde ese lugar que le meto ficha al humor político, pensando que si nos reímos de la política y no nos hacemos tanta mala sangre, nos vamos a pelear y amargar menos". (Télam)