La cantante lírica española Ainhoa Arteta reveló que dos meses después de pasar el coronavirus está sufriendo unas secuelas que la obligan a hacer los desplazamientos largos en silla de ruedas, pues los médicos le recomendaron que guarde reposo.

"Lo que me pasa es una consecuencia de la Covid, que me ha salido ahora. Es un edema, se me han inflamado las venas dentro de las rótulas de los huesos y el peligro está en que no debo andar mucho, tengo que reposar", explicó la soprano, de 56 años, a medios españoles.

"Salgo a cantar tiesa, pero voy con muletas y silla de ruedas para evitar paseos por el aeropuerto. No es nada grave, pero no es nada agradable", abundó la intérprete oriunda de Tolosa.

Arteta señaló que espera que esta dolencia "no haya venido para quedarse y que podamos quitar la inflamación" y sostuvo que "este bicho (por el virus que desató una pandemia mundial) te da muchas sorpresas y cuando piensas que ha pasado te ocurre como a mi, que el otro día me quedé sin poder andar". (Télam)