La artista marplatense Shitstem, quien desde su repertorio rapero aporta a la deconstrucción de quienes aún "no están tan inmersos" sobre las violencias y desigualdades que pesan contra las mujeres, condenó que "los femicidios sigan ocurriendo" pese a una construcción feminista que sigue "creciendo" con las "mismas ganas" para "luchar por todas las cosas" que todavía faltan y "son muchas".

"El 'Ni Una Menos' es una fecha muy fuerte que se atraviesa con un montón de dolor, porque a pesar de tener espacios ganados y que seguimos ganando, de todo lo que logró la lucha feminista, que es hermosa, aún así los femicidios siguen ocurriendo y la violencia sigue estando", señaló la intérprete nacida como Juana Passeri que halla en la poesía el vínculo entre el rap, el tango y el folclore para retratar realidades como las que viven las mujeres todos los días.

En diálogo con Télam, Shitstem señaló que el feminismo "es una ola que ya no se puede parar" y espera que continúe así hasta que "dejen de matarnos".

"Es lindo mirar hacia atrás y ver cómo la lucha va creciendo y que cada vez somos más, pero es súper doloroso que sigan pasando estas cosas", reflexionó.

"Yo no hago rap feminista; hago rap y hip hop puro, cuento realidades que me atraviesan, y la realidad de las mujeres es esa", añadió la compositora, quien al "elegir poner esas cosas" en sus letras aporta a la deconstrucción de "gente que no está tan inmersa" de esas realidades.

La cantante, quien dentro de su equipo cuenta con más de 15 mujeres entre DJ, bailarinas, VJS, estilistas, gestoras y productoras musicales, brilló semanas atrás en Festival "Nación Urbana" que compartió en Obras Sanitarias, junto a otros artistas de la escena argentina y española como Acru, Soui Uno, Homer El Mero Mero, Olivia MTK, Prok, Foyone y Fernando Costa.

"Las mujeres fueron invisibilizadas de nuestra cultura desde tiempos inmemorables. Hoy en día se avanzó un montón pero falta una bocha. Es por eso que no podemos quedarnos de brazos cruzados, por más que ahora haya un montón de exponentes dentro del 'mainstream' como María Becerra, Cazzu y Nick Nicole. Dentro del under hay que seguir insistiendo, llenando de contenido feminista nuestras letras o posicionándonos desde ese lugar", añadió.

Además de su consagración frente a un gran público que la recibió con los brazos extendidos en alto, fue importante para ella haber contado con el apoyo y la sororidad de sus colegas: "Es muy importante tener esa unión entre nosotras, porque es así cómo nos hacemos más fuertes y encaramos de otra manera estos espacios que son tan complicados, repletos de varones", dijo sobre aquella experiencia junto a Olivia MTK y Soui Uno.

"A veces me cuesta desenvolverme libremente cuando toda la mayoría del público son varones, al igual que los que están detrás de escena. Pero creo que ese aguante entre nosotras sirve mucho", reflexionó la autora de canciones como "Huyan", "Wachas" y "Detox", donde exhibe toda su versatilidad para mezclar el rap con sonidos de otros géneros y abordar con su poesía realidades siempre desiguales.

Para Passeri en el hip hop y el rap "encontré una cultura donde me podía desenvolver: mi papá es músico y mi mamá es súper militante. Para mí fue encontrar un lugar donde mezclar esas dos cosas que venía mamando y acumulando desde chica", agregó la artista nacida y criada en Mar del Plata, una ciudad "conservadora" que "vandaliza el arte callejero" pero donde siempre habrá "guachines en las plazas haciendo freestyle". (Télam)