Más de 30.000 millones de dólares perdió la industria global de eventos en vivo por la cancelación mayoritaria de conciertos producto de la pandemia de coronavirus en 2020.

La cifra surge de un informe elaborado por la revista especializada norteamericana Pollstar, que acaba de publicar su reporte anual sobre los balances de la industria de los conciertos y festivales musicales en todo el planeta.

Sobre el total de las pérdidas, el informe asigna unos 9.700 millones de dólares en concepto de entradas no vendidas, mientras que el monto restante incluye eventos laterales, esponsoreos, merchandising, transporte, restaurantes, hoteles y otras actividades económicas relacionadas con la industria.

Para elaborar las conclusiones del reporte, Pollstar asegura haber tenido en cuenta las pérdidas informadas por 147.000 empresas y negocios del ambiente así como otros informes de distintos organismos. (Télam)