El realizador estadounidense Martin Scorsese tuvo nuevamente expresiones muy críticas acerca del modelo actual de la industria cinematográfica y alertó que el cine “ha sido devaluado” a “contenido”, en un ensayo publicado en la revista cultural norteamericana Harper’s.

El autor de filmes como “Taxi Driver”, “Toro salvaje” o “Buenos muchachos”, entre muchos otros trascendentales títulos, escribió un ensayo en homenaje al director italiano Federico Fellini en el que se lamenta por el espacio reducido para obras con carácter artístico en el actual modelo de negocio de las plataformas.

“Hace tan solo 15 años, el término 'contenido' se escuchaba solo cuando la gente hablaba del cine en un nivel serio, y se contrastaba y medía en función de la 'forma'. Luego, gradualmente, fue utilizado cada vez más por las personas que se hicieron cargo de las empresas de medios de comunicación, la mayoría de las cuales no sabían nada de historia del arte”, argumentó Scorsese en el ensayo publicado ayer y retomado por numerosos medios de su país.

Para el realizador nacido en Nueva York en 1942, la palabra “contenido” se convirtió en un “término comercial” que define sin distinción a “todas las imágenes en movimiento”.

“Por un lado, esto ha sido bueno para los cineastas, incluido yo mismo. Por otro lado, ha creado una situación en la que todo se presenta al espectador en igualdad de condiciones, lo que suena democrático pero no lo es”, explicó.

El propio Scorsese ha publicado su último trabajo, “El irlandés”, en Netflix, y estrenará el próximo, “Killers of the Flower Moon”, en la plataforma Apple TV+.

Sin embargo, una de las cosas que pone en cuestión el director es el sistema de recomendaciones de las plataformas basadas en algoritmos que ponen a todas las producciones en el mismo nivel.

“Si los algoritmos sugieren más visionados en función de lo que ya has visto, y las sugerencias se basan solo en el tema o el género, ¿qué efecto tiene eso en el arte del cine?”, criticó, y defendió el rol de la crítica cinematográfica y la curaduría en contraposición con la automatización que se basa “en cálculos que tratan al espectador como un consumidor y nada más”.

Esta no es la primera vez que Scorsese trata pública y críticamente el estado actual de la industria, ya que hace un año despertó un acalorado debate al opinar que las películas de Marvel estaban más cerca de ser “un parque temático” que de ser cine. (Télam)