"Salir de puta", ópera prima de Sofía Rocha que a través de un relato coral de mujeres que ejercen o ejercieron la prostitución exhibe el intenso debate de los feminismos locales sobre la problemática, tendrá desde hoy y hasta el miércoles próximo, una serie de cuatro proyecciones en salas de La Pampa y Córdoba.

El filme tuvo su estreno mundial en junio pasado en el marco del Flying Broom International Women's Film Festival de Turquía y también se vio en el Día Internacional contra la Explotación Sexual y la Trata de Personas en el Centro Cultural 25 de Mayo.

Ahora, el documental que reúne a Georgina Orellano, Laura Meza y Eneide Ruiz por parte de Ammar Trabajadoras Sexuales; Graciela Collantes, Delia Escudilla y Natalia Mitre por parte de Amadh (Asociación de Mujeres Argentinas por los Derechos Humanos), y Margarita Meira, de Madres Víctimas de Trata, entre otras valiosas y diferentes voces, tendrá tres funciones pampeanas.

“Salir de puta” se verá en el Auditorio Bustriazo Ortiz (Quintana 172, Santa Rosa), hoy, el domingo 28 y el miércoles 1 de diciembre, siempre desde las 19.30.

Además, la película de Rocha (quien en 2016 lanzó el laureado corto de ficción "Clandestino" sobre el trabajo textil ilegal), sumará otro par de vistas en el Centro Cultural Comunitario Leonardo Favio (Gobernador Sabattini 200, de Villa María, Córdoba), el viernes 26 a las 19 y 21.30.

"Muchas veces vi este tema abordado desde estereotipos: o la romantización total, o la hipervictimización, dos lugares estancos que no invitan a reflexionar ni a conocer todas las aristas de la cuestión. Esto me impulsó a buscar a las protagonistas reales de carne y hueso, las 'putas', tanto las que se consideran trabajadoras sexuales como las mujeres en situación de prostitución que quieren salir de la misma", dijo a Télam sobre por qué decidió abordar este asunto.

Click to enlarge
A fallback.

En ese sentido, la cineasta recordó que “cuando empezamos con este proyecto, en 2018, estábamos en plena lucha por la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. Esta película inició como parte de nuestra tesis en la Carrera de Diseño de Imagen y Sonido, y recuerdo a algunas docentes preguntándonos si era conveniente justo en un momento de tanta unidad meter el dedo en la llaga y mostrar una de las grietas del propio movimiento de mujeres, diversidades y feminismos”.

“Pero –abundó- los conflictos que se ocultan se acrecientan así que nos zambullimos de lleno, sabiendo que el objetivo no era conciliar posiciones irreconciliables, sino en todo caso ayudar al debate exponiendo todos los puntos de vista, y que cada persona tenga elementos como para por lo menos conocer diversas partes de todo ese universo”.

(Télam)