La presidenta de Radio y Televisión Argentina, Rosario Lufrano, y el titular de la Sociedad Argentina de Gestión de Actores e Intérpretes (SAGAI), Jorge Marrale, firmaron hoy un convenio para cancelar el pago de la deuda por derechos de propiedad intelectual que la empresa estatal acumuló entre 2015 y 2019.

El acuerdo es resultado de las conversaciones entre las autoridades de la empresa estatal y las de SAGAI para cancelar otra deuda de la administración anterior, en este caso con un sector de la industria cultural muy afectado por la pandemia de la Covid-19.

“Este convenio es muy importante porque significa cumplir con el pago de una deuda que heredamos -destacó Lufrano luego de la firma-. Cuando llegamos, el 20 de enero, dijimos que veníamos a reparar todas las situaciones en donde los derechos de compañeros y compañeras no habían sido respetados; este era uno de ellos. A nosotros no nos tenían que explicar que esta deuda había que saldarla, teníamos que buscar la oportunidad y el momento para hacerlo”.

En el mismo sentido la funcionaria resaltó que “nos pone muy contentos llegar a esta altura del año y poder cumplir con esta deuda que Radio y Televisión Argentina tenía. Es parte de la reparación, los derechos no se discuten y hay que respetarlos”.

Marrale, por su parte, expresó su satisfacción porque consideró “una reivindicación fantástica que se haya podido hacer, habiendo entendido RTA que esto tenía que darse” y sostuvo que la entidad “da un ejemplo a los otros organismos que hacen uso de obras de actores y actrices”.

El presidente de SAGAI explicó que “lamentablemente hubo un tiempo en la gestión anterior en dónde no pudimos percibir ningún derecho de propiedad intelectual por obra emitida, con lo cual esto es una reivindicación para todos nosotros. Es un ejemplo claro de todo lo que hace SAGAI por la reivindicación de derechos”.

De la reunión tomaron parte otro par de integrantes de la sociedad de gestión: Pablo Echarri (“Nos trae alegría al colectivo de actores, actrices, bailarines y bailarinas, porque más allá del cobro efectivo del derecho, también lo que representa es la certeza de que el de derecho es reconocido”) y Mora Recalde (“lo sentimos como un mensaje desde el Estado para todas aquellas empresas que todavía no se pusieron al día con el pago de los derechos de propiedad intelectual”). (Télam)