La compositora y cantante Rocío Cravero presentará el sábado con un recital por streaming su flamante álbum debut “Epílogo”, donde registró nueves temas propios en los que plasma la decisión de “contar historias en las que involucro los elementos musicales que ellas necesiten”.

“Eso me lleva a que haya canciones muy distintas entre sí y a no encasillarme en un solo género. Empecé siendo actriz de teatro musical y para mí las canciones son siempre hechos teatrales. Justamente lo que me llamó la atención del teatro musical cuando era adolescente fue poder contar historias con música, desde un personaje”, revela Cravero durante una entrevista con Télam.

La artista que tenía como antecedente el EP “Los pájaros de mi cabeza” que había lanzado durante el año que vivió en Dinamarca, una experiencia en la que “tuve una banda y la oportunidad de tocar en un montón de lugares increíbles, incluyendo el Festival Latinoamericano de Dinamarca”, destaca.

Pero Rocío regresó a la Argentina en 2019 porque, asegura, “sentía la necesidad de estar cerca de los míos y de conectar con el público argentino después de hacer música para gente que habla otros idiomas, con otra cultura. Si bien la música rompe esas barreras, yo necesitaba reconectar con lo latinoamericano”.

Con esa impronta llegó a “Epílogo” (que tuvo tres anticipos con las piezas "No puedo dormir", "Lo mejor de vos" y "Necesito verte") que mostrará íntegramente en directo el sábado desde las 22 en el Club Tempuja de Bernal acompañada por su banda con acceso a través de www.passline.com.


Télam: ¿Qué implica llegar a tu primer disco?

Rocío Cravero: Llegar al primer disco (y más en un año como este) es un logro muy importante que me hace sentir muy plena. Es un sueño cumplido, algo que vengo soñando desde muy chica y poder cumplirlo en este contexto, en este año, es todo un logro. Muy agradecida de poder seguir haciendo música durante todo el proceso del aislamiento, fue algo que me sacó a flote durante la cuarentena.


T: ¿Ese tránsito ha sido más complejo por ser mujer y ser joven?

RC: Creo que la industria (y la sociedad en su conjunto) está cambiando y, si bien todavía hay un largo camino hacia la igualdad de oportunidades, la realidad es que en mi caso particular no tuve más dificultad específicamente por eso, el trabajo del artista independiente es difícil ya de por sí mismo, hay que remarla mucho. Lo que no quita que sea una realidad que afecta a muchas artistas y mujeres en general.


T: ¿Con qué otros artistas sentís que dialogan las canciones que proponés en "Epílogo"?

RC: Todas mis canciones están atravesadas por mis gustos e influencias musicales. Crecí escuchando a Pink, por ejemplo, y de más grande descubrí a Jorge Drexler, que es uno de mis mayores referentes. Admiro a muchas cantautoras mujeres que cuentan historias, como Silvana Estrada, Florence & The Machine, Loli Molina y Silvina Moreno, por nombrarte algunas. (Télam)