El británico Richard Ashcroft lanzó hoy una nueva versión de su clásico The Verve "Bitter Sweet Symphony" como adelanto de su próximo disco "Accoustic Hymns Vol. 1", que se publicará el 29 de octubre.

El tema retoma el clásico del grupo inglés que pasó a la historia con una de las melodías más bellas y reconocibles de la historia del rock, que Ashcroft acompañó para esta ocasión con nuevos coros y una guitarra acústica.

Pese que indudablemente en el inconsciente colectivo la canción era de The Verve, fue recién en 2019 que los créditos fueron cedidos al vocalista y sus excompañeros de banda, tras 20 años de disputas en los tribunales.

Es que la mítica composición de violines es un sample de una versión orquestal de "The Last Time", de The Rolling Stones, y, por ello, tras varias demandas de managers y productoras, un juzgado determino que los compositores del tema eran Mick Jagger y Keith Richards.

El absurdo llegó a tal punto, que en los Grammy, cuando "Bitter Sweet Symphony" compitió para Mejor Canción del año, los que fueron nominados fueron Jagger y Richards.

Sin embargo, en 2019 fueron los propios Rolling Stones los que le devolvieron los derechos a Ashcroft de este verdadero himno de los 90 y del britpop.

Entre las canciones del nuevo disco se encuentra "C’Mon People (We’re Making It Now)", un dueto con su amigo de Liam Gallagher, además de "Velvet Morning" y "This Thing Called Life” de su proyecto RPA & The United Nations Of Sound.

Como solista editó los muy bien recibidos "Alone with everybody", "Human conditions" y "Keys to the world", "These People" (que presentó en Buenos Aires con dos funciones en el Gran Rex) y "Natural Rebel".

(Télam)