Régine, reina de las discotecas de París, empresaria y estrella del cabaret desde hace varias décadas, murió en la capital francesa este domingo a los 92 años, según su nieta Daphne Rotcajg, citada por medios europeos.

Régina Zylbergerg logró escapar del Holocausto y llegó a regentar 22 locales nocturnos en varios países, además de triunfar en Estados Unidos con su música y su personalidad. Había nacido en Amberes, Bélgica, el 26 de diciembre de 1929 de padres judíos polacos y en 1941, en Aix-en-Provence, al sur de Francia, pudo evitar su deportación gracias a unos protectores franceses.

“Régine nos dejó tranquilamente este 1 de mayo”, precisó su nieta, mientras el humorista Pierre Palmade, amigo íntimo de la artista, escribió a petición de la familia: “La reina de la noche se va: cierra su arte tras una larga y gran carrera. Ha sido un gran honor poder despedirme de ella” y añadió: “Durante más de 30 años hizo bailar a estrellas de todo el mundo en sus discotecas”.

Su nombre se convirtió en “el emblema de las noches salvajes hasta la madrugada, bailando ella misma en la pista hasta la hora de cierre”, recuerda Palmade en su texto.

Tuvo dos maridos, Roger Choukroun y Paul Rotcage, y en el cine apareció en “Juego de masacre” (1967), de Alain Jessua, “Sortie de secours” (1970), de Roger Kahane, “El último tren” (1973), de Pierre Granier-Deferre, “El caso final” (1976), de Herbert Ross, “Robert y Robert” (1978, de Claude Lelouch, “Los repodridos” (1984), de Claude Zidi, y “Grosse fatigue” (1994), de Michel Blanc, entre otras películas, a veces representándose a sí misma.

Régine fue propietaria de hasta 22 discotecas con su nombre en todo el mundo, empezando por la legendaria Chez Régine, cerca de la prestigiosa avenida de los Campos Elíseos de París, con réplicas en Nueva York, Miami, Rio de Janeiro y Los Ángeles.

(Télam)