Un recorrido musical por el costado literario de la obra de Luis Alberto Spinetta organizado por Lito Vitale; conciertos de Catupecu Machu, La 25, presentaciones de El Choque Urbano y más de 50 funciones de "El asombroso musical de Zamba" son algunos de los espectáculos gratuitos más relevantes que poblaron la grilla de Tecnópolis en su primera década de existencia.

Desde que abrió sus puertas el 15 de julio de 2011 los distintos escenarios del predio bonaerense ubicado en Villa Martelli, ofrecieron surtidas propuestas para públicos diversos que se acercaron a disfrutar de espectáculos de danza, hip-hop, stand up, folclore o rock.

Por ejemplo, el año de su apertura el bailarín Iñaki Urlezaga presentó la Ópera Rock "Shock Stop Rock" donde bailarines y músicos en vivo recrearon grandes éxitos de bandas como U2, Placebo y Ramones.

En todo 2013, año que contabilizó 50 funciones de "El asombroso musical de Zamba", basado en el dibujo animado que se ve por la señal Pakapaka, la actividad más convocante fue la de El Choque Urbano que junto a la Fanfarria Militar del Alto Perú fusionó percusión, marchas militares, danza y canto.

Ese año, Soledad Pastorutti cerró la primera jornada del Mercado de Industrias Culturales (MICA) acompañada por Peteco Carabajal, Javier Calamaro y Mario Bofill, mientras que el cierre de la edición 2013 estuvo a cargo de Catupecu Machu, la banda liderada por Fernando Ruiz Díaz.

En el marco del Encuentro Federal de la Palabra de 2014, Lito Vitale comandó el homenaje al costado más literario y poético de Luis Alberto Spinetta con el título "Spinetta y el lenguaje del cielo". Participaron del concierto músicos como Palo Pandolfo, Javier Malosetti, Dread Mar I, Eruca Sativa, Palo Pandolfo y Willy Crook; además de la actriz Virginia Innocenti, que leyó poemas y textos del exlíder de Almendra y Pescado Rabioso fallecido en 2012.

Durante ese Encuentro el cantante Jairo y el charanguista Jaime Torres revivieron la "Misa Criolla", obra máxima del folclore argentino, y se celebró el primer Festival Argentino de Stand UP, que reunió la actuación de cultores del género como Malena Pichot, Dalia Gutmann, Martín Rocco, Cabito, Malena Guinzburg, Fernando Sanjiao, Martín Reich y Sebastián Wainraich.

También por entonces la agrupación rockera quilmeña La 25 inició en Tecnópolis con un show gratuito la gira nacional de su octavo álbum "El origen", se realizó el Primer Festival de Hip Hop y Cultura Emergente con referentes locales y los músicos Hermeto Pascoal, Carlinhos Brown, Hugo Fattoruso, Alex Acuña, Richie Flores y Robby Ameen encabezaron el Primer festival Internacional de Percusión "Toque".

También pasaron por el escenario principal del predio unas 20 orquestas de todo el país en el Encuentro Nacional de Ensambles y Orquestas; grupos emergentes y consagrados durante el Festival de Reggae "Diferentes maneras", el acordeonista misionero Chango Spasiuk y el elenco de "El Marginal", entre ellos Juan Minujín y Martina Gusmán, se reunieron en Tecnópolis para ver los dos últimos capítulos de la tira de Canal 7.

La escuálida oferta cultural que la alianza Cambiemos ofreció en el lugar, tuvo su punto más alto con la presencia de Daniel Barenboim quien ofreció un “Beethoven para todos” con la Divan Orchestra y su hijo Michael como solista, antes unas 8.500 personas.

Por fuera de las actividades abiertas y gratuitas, en estos 10 años Tecnópolis también fue el espacio elegido para conciertos pagos de artistas tan disímiles como la banda británica Blur, Tini Stoessel en la piel de "Violetta", Iggy Pop, varias ediciones del festival Nuestro, o el espectáculo de "Soy Luna", el éxito de Disney liderado por Karol Sevilla, por citar algunos.

(Télam)