El Espacio Audiovisual Nacional (EAN) presentó hoy el anteproyecto de la nueva Ley Audiovisual en el marco del Festival Audiovisual Bariloche (FAB) con la presencia de Julio Raffo, Marco Berger, Carlos Jauregualzo y Vanesa Pagani, entre otros.

El acto se realizó en la Biblioteca Sarmiento del Centro Cívico de Bariloche y fue producto de que, a mediados de 2020, iniciaron el trabajo un grupo de reconocidas entidades profesionales de directores, guionistas y productores, profesionales expertos en administración pública y redacción de leyes.

Participaron del proyecto entidades como Directores Argentinos Cinematográficos (DAC), la Asociación de Productores Independientes de Medios Audiovisuales (Apima), Proyecto Cine Independiente (PCI) Argentores, coordinados por Mario Pérez Talamonti, Julio Raffo, Germán Gutiérrez y Alberto Urthiague.

"Tenemos una ley de cine que es de 1968, con reforma en 1994, y siempre se hablaba de algo analógico: cine y nada más. Incluso el Instituto no podía financiar televisión y a veces hacía cosas raras como películas para televisión para poder hacerlo", sostuvo el productor Carlos Jaureguialzo.

"La tecnología es la misma: todo se graba en digital y, sobre todo en los medios de exhibición, se modificó especialmente con la pandemia. Todos los contenidos circulan por redes y plataformas, que no tienen ninguna regulación", agregó.

En ese sentido, marcó que "es la preocupación que tiene el cine de todo el mundo: en Europa los países que tienen más actividad audiovisual ya regularon a las plataformas, y eso aún falta acá, para lo cual falta una ley. Hablamos hasta de las nuevas técnicas inmersivas, videojuegos y todo lo que tenga video e imágenes, que deben estar regulados por la misma ley".

"Siempre sentí que no es lo mismo el tratamiento de una ley cuando hay gente afuera, pidiendo y reclamando que cuando es en silencio y nadie reclama nada, nadie pregunta nada y después se vota y listo. La presión razonable, respetuosa y tensa de los sectores interesados me parece esencial para que las cosas salgan", consideró Raffo, abogado especialista en el sector.

La productora de cine Vanesa Pagani, por su parte, explicó que "con el transcurso de los años se notó que tener un presidente en el Instituto no sirvió de mucho, entonces se pensó en crear un directorio conformado por el presidente y vice con catorce directores, de los cuales seis son de las regiones y habrá una Asamblea Federal que va a tener participación".

"El fondo de fomento hoy en día está en baja y estamos muy alarmados porque al mermar la cantidad de gente que va al cine, es muy poco lo que está recaudando el Instituto, entonces es necesario nutrirlo. Estamos convencidos que las plataformas tienen que aportar", añadió.

Por último, el cineasta Marco Berger aclaró que "no se impone a las plataformas ni al usuario un impuesto nuevo: simplemente se hace lo mismo que con la entrada de cine, es decir, el 21 por ciento de IVA cuya mitad va para el fondo del Incaa".

"Entonces, la idea es que la mitad de lo que se grava a las plataforma vaya al fondo de fomento. Más o menos el de hoy es de 4.700 millones de pesos y esto se supone que podría quintuplicarlo", concluyó. (Télam)