“Poncholandia”, el cuarto trabajo discográfico de Poncho, sintetiza la “sensación de libertad” que el trío electrónico encuentra a partir de una cultura musical “siempre muy inclusiva" que reúne “a la gente en una pista de baile” y sigue derribando prejuicios con sus nuevas colaboraciones.

En diálogo con Télam, el músico Leandro Lopatín -también guitarrista del grupo rockero Turf- habló sobre la actualidad del proyecto que lidera junto a Javier Zuker y Fabián Picciano, una plataforma musical siempre abierta para recibir el aporte de artistas invitados.

Es que desde “Ponchototal” de 2019 que el espíritu del grupo se expande junto al aporte de una ecléctica lista de colaboradores que van desde Luis Alberto Spinetta hasta la americana Shannon Funchess, entre tantos aportes.

“Poncho es un proyecto que nació de forma muy colaborativa, inclusiva, y de esto hace ya doce años de aquél primer disco con invitados de todo tipo. Hoy ya es moneda corriente cruzar colaboraciones”, señaló.

En el repertorio de “Poncholandia”, que radicaliza la búsqueda electrónica entre el dance y el house, hay colaboraciones con músicos de la talla de Rubén Rada (“En el Mundo Ya No hay Tiempo para Amar”), Goyo Degano de Bándalos Chinos (“Tiempo”), Vicentico (“Colgado en las Alturas”), Santiago Motorizado (“Rayo Eléctrico”) y Emmanuel Horvilleur “(Muchos Días”).

“Como todos los humanos y trabajos, estuvimos atravesados por la llegada de la pandemia. Hoy con el diario del lunes, nos preguntamos por qué fuimos sacando tantos singles. Es una modalidad de ahora que seguramente no volvamos a repetir porque con la llegada del disco termina teniendo un gusto medio a poco al conocerse casi todo antes. Pero, bueno, fue un momento muy loco, así que no nos cuestionamos nada”, reflexionó.

Télam: De Rada a Vicentico, es muy amplio el abanico de invitados ¿Cómo fueron arribando quienes son más ajenos a la música electrónica?

Lea Lopatín: Bueno, Rada es justamente un tipo que viene de la música bailable y de los tambores. Un tipo muy viajado, pero también están otros como Santiago Motorizado o Vicentico. Poncho es música electrónica en un plan cancionero. Así lo siento yo. Y “Cruzando en las Alturas”, el tema con Vicentico, es un house hecho y derecho que quedó muy bueno. En cada caso es distinto, con él estuvimos trabajando varios meses, grabando de todo porque somos amigos y también se trataba de eso este disco. También grabamos juntos “Viéndolo” de Los Twist y “Los Viejos Vinagres” de Sumo. Hay otros casos que fueron muy distintos, en los que recibieron el material, cantaron y listo. También quiero hacer una mención especial para Karina Vismara (murió en agosto a los 31 años de edad) que fue una artista increíble.

T: ¿Cómo fue haber trabajado con ella en “Sola por la Ciudad”?

LL: Le mandamos una base que había hecho yo con un "sampleo" de Serú Girán y ella propuso ir al estudio para grabar. Ella, que fue la mejor guitarrista de folk que yo vi en mi vida, cantó lo que después iba a ser “Sola por la Ciudad” y me puse a llorar. Karina se fue hace unos meses y fue muy duro para nosotros porque nos acompañó un montón en todo este disco. Quedó inmortalizada también en el remix que hizo Hernán Cattaneo. Además, venía a nuestros shows a cantar la canción que hacíamos con Spinetta (“Tantra Sky”). Fue muy fuerte su partida y terminó de resignificar un poco todo.

T: En “Gorilla” se abrieron a trabajar con otros artistas del mundo de la música urbana, como el productor Omar Varela, los Arruinaguacho y MYKKA. ¿Fue muy distinto el trabajo en el estudio con ellos?

LL: Fue un flash porque fuimos al estudio de un pibe de veintipico de años, esos estudios de ahora con todas luces de neón y con otras formas de trabajar, incluso hasta con otro programa. Nosotros pensamos que todo suma porque en Poncho siempre confluyó un montón de gente de todas las edades. Siempre nos motiva eso de mezclarnos con gente variada y este fue el caso. Hicimos un tema entre todos y quedó buenísimo.

T: ¿Y cómo dialoga el Poncho de hoy con toda esta nueva escena musical que emergió ahora como "mainstream"?

LL: Bueno, bien. La verdad es que hay cosas que me gustan y otras que no me gustan para nada, pero bueno, siempre uno encuentra la parte interesante y eso nos pone bien y felices. Últimamente, siempre hay que buscar porque dentro una nueva movida hay de todo y nosotros tenemos buen ojo para saber qué está bueno, qué nos sirve y qué no. Hay cosas muy buenas que nos encantan. Más allá del trap y todo eso, la movida electrónica argentina está muy bien en los últimos años. Estamos muy copados con el house, el techno y las nuevas fiestas. También están los Peces Raros que están tocando en lugares más grandes y eso está muy bueno. (Télam)