La joven Asociación Civil de Trabajadores del Arte (ACTA) reclamó hoy a la Asociación Argentina de Actores por el atraso de pagos que supuestamente “fueron realizados a tiempo” por las productoras, aunque desde la entidad que preside la actriz Alejandra Darín rechazaron las críticas porque “generalizan situaciones que son excepcionales”.

“Expresamos nuestra mayor preocupación por el retraso en los pagos recaudados por la Asociación Argentina de Actores. Este año vivimos un hecho histórico que cambió, posiblemente para siempre, nuestras formas de vida. Nuestro oficio es uno de los más afectados durante la pandemia, ya que fuimos los primeros en cerrar y los últimos en reactivar”, indicó el comunicado de ACTA, la agrupación que salió a la luz en agosto pasado y cuyos principales impulsores son actores y actrices jóvenes.

Su presidente es Gastón Soffritti, el vice Peter Lanzani, y entre sus filas se encuentran Lali Espósito, Julieta Nair Calvo, Sofía Pachano, Chino Darín y Cande Vetrano, entre otros.

"Una de las funciones de la Asociación Argentina de Actores es ser intermediario en el cobro de los salarios. Es un administrador temporal del dinero ajeno. Tiene la obligación de transferir los sueldos en tiempo y forma”, indicó ACTA en otra parte el texto.

La respuesta de Actores no tardó en llegar, también en forma de un texto difundido en las redes sociales: “Nos dirigimos a la comunidad actoral, a raíz de la preocupación planteada en el comunicado de ACTA (Asociación Civil de Trabajadores del Arte) en el que se generalizan situaciones que son excepcionales, poniendo un manto de dudas sobre esta Asociación”, inicia.

Con la firma del Consejo Integral de Actores, el comunicado reivindicó la función del sindicato delegada por “el Poder Ejecutivo Nacional en cumplimiento de los Convenios Colectivos de Trabajo” y subrayó que la administración de los haberes de los intérpretes “no es una acción voluntaria ni una apropiación”.

“Consideramos que darle al Sindicato sólo la ‘función’ de pago implica desconocer las actividades que desarrolla, o por lo menos, es una calificación injusta”, expresó Actores en referencia a todas las tareas que realiza por sus afiliados, superadoras de la “tarea de pago”.

“No es cierto que se paguen los salarios con 30 o 45 días de demora, como se quiere generalizar. De haber casos como los citados, son puntuales y sería necesario que los mismos sean enumerados para poder trabajar sobre la causa de cada retraso en particular. En el trimestre septiembre/noviembre se han abonado 6.384 haberes por un monto de $133.620.000”, añadió Actores, que afirmó que aun con el aislamiento por la pandemia “nunca interrumpió la cadena de pagos”.

Además, rechazó la afirmación de ACTA acerca de que todos los empleadores de las actrices y los actores “cumplan con sus obligaciones en tiempo y forma”: “Es muy habitual que el pago y la información necesaria para que el trabajador pueda cobrar sean enviados por el empleador al sindicato en forma separada, lo que implica un retraso y la necesidad de volver a solicitarle el envío correcto de la información para que el pago pueda asignarse y concretarse".

Finalmente, el texto reafirmó que la “principal preocupación” del sindicato es “garantizar la defensa de los derechos” de sus representados. (Télam)