Ramiro José Verdoljak, rapero y freestyler más conocido como Stuart, que viene de alzarse con el título de la liga FMS Argentina y el miércoles a las 21 será uno de los animadores principales de la primera fecha "Combate Freestyle" 2021, aseguró que el hecho de que el evento se vea ya no solo por internet sino en simultáneo por un canal de TV como Space significa que la disciplina "está terminando de romper todas las barreras".

"Yo pensaba que este era el límite, pero el freestyle va a seguir creciendo", auguró en charla con Télam el batallero de 26 años oriundo de Coronda, Santa Fe, de cara al evento que marcará el inicio de la segunda temporada de "Combate Freestyle".

La competencia nació en 2020 como respuesta a la pandemia y la cancelación de múltiples eventos de batallas de rap, e inicialmente funcionaba exclusivamente por el canal de YouTube de la señal. Sin embargo, su buena performance pronto la llevó también a la pantalla de la TV.

Este año sus organizadores redoblarán la apuesta: habrá ocho fechas, dos en Argentina, Chile, México y Perú, que clasificarán automáticamente a una gran final latinoamericana de la especialidad.

Con MKS como host, Juancín, Núcleo y Tatú como jueces y DJ Stuart a cargo de los beats, la fecha del miércoles tendrá a Stuart en el vertiginoso formato del Seven to Punch. Allí se batirá en rápidos duelos a pura rima improvisada contra Saga, Tink, Naista, Cacha, MP y Replik -este último en su esperado regreso luego de su retiro en 2019-.

Dueño de un estilo muy particular de gran ingenio, respuestas rápidas y una lírica tan cruda como poética, Stuart siempre fue de esa clase de gallos que le complica el día a cualquier oponente, pero en los últimos años se convirtió en uno de los más potentes del circuito.

"Si me preguntás lo que cambió fue mi visión del freestyle y la decisión de que si lo iba a seguir haciendo lo iba a hacer mediante mis gustos, haciendo lo que a mí me gusta en el freestyle. No soy una persona que tiene ganar como primera meta; se me dio ganar FMS y ahora tengo que plantar cara en todos los eventos que me llamen", prometió Stuart.

Así aleja, por el momento, los fantasmas de dejar todo para enfocarse solo en la música. Es que, impulsado por el encierro de la cuarentena, mantuvo gran actividad y publicó varios temas en el canal de YouTube que comparte con su pareja, la también rapera Natty; el último, "Suéltame", vio la luz hace apenas dos semanas.

FMS Internacional, God Level Grand Slam y USN World Summer Cup son algunos de los próximos eventos que ya tienen confirmado a Stuart, quien también espera por el próximo estreno de la serie de HBO Max "Días de gallos", en la que hizo su debut actoral.

Télam: ¿Cómo te cayó el campeonato de FMS? ¿Te llena de confianza para los eventos que siguen?

Stuart: Para mí son todos eventos diferentes, me voy a enfrentar a otros freestylers, es otro formato. Uno tiene que confiar en sus rimas, en su forma de rapear y tratar de adaptarse a lo que los eventos te vayan poniendo. Pero no, particularmente no es que sienta otra confianza por haber salido campeón. Recibo todas las batallas igual.

T: Estás en este ambiente desde antes que se volviera tan masivo. ¿Pudiste dimensionar lo que implica que un evento como este u otros hayan llegado a la TV?

S: En la tele no meten nada que no sea rentable, que a la gente no le interese. Entonces que hayamos llegado a la tele significa que el freestyle está terminando de romper todas las barreras de las edades, de los prejuicios. Creo que es sinónimo de que el freestyle va a estar más presente en la vida, en la sociedad, siempre que los que estamos adentro de esta cultura hagamos de esto algo interesante, llamativo y sano.

T: Quizás una frontera que el freestyle tenga que terminar de romper sea el de las mujeres, y "Combate…" es justamente una competencia que tiene una proporción bastante pareja entre ellas y los varones.

S: Es una cuestión de que también ahora hay más chicas que se animan a rapear. El freestyle fue siempre una cultura sana y respetuosa en ese aspecto, tengo una pareja que es una rapera que empezó a batallar antes que yo. Me parece que más allá de los cupos, lo que cambió es el pensamiento de las pibas, y eso es lo más valioso.

T: ¿Cómo sentís el formato Seven to Punch? ¿Creés que beneficia a tu estilo de respuesta rápida?

S: Para mí el 4x4 (cuatro versos en un compás de un batallero para dar rápidamente lugar al oponente a responder) es el más entretenido. Va y viene, estás todo el tiempo debatiendo, corta el tiempo del otro y te toca contestar. Este formato está muy bueno, pero no he terminado todavía de encontrar el camino indicado para sacarle el jugo cien por ciento. Pero eso es lo lindo, no es entretenido lo que te sale fácil.

T: A más de un año del inicio de la pandemia, el público seguirá ausente. ¿Lo extrañás?

S: Por momentos parece que siempre fue así. Después de tanta batalla sin público tu cuerpo se acostumbra a pensar que son así. Es muy loco ver videos de hace dos años y ver lo que cambió todo, y lo que va a cambiar, porque la vuelta va a ser muy progresiva, el barbijo va a quedar más implementado en el humano, la gente va a ir de a poco.

T: Solés decir que te considerás más un compositor que un batallero, y por ahora vas congeniando las dos actividades. ¿Pueden convivir las dos facetas?

S: Hoy están más acomodadas que nunca. Una de las pocas cosas que pasaron por haber ganado la FMS es que me volvió un poco esa chispa. Antes me pasaba que sentía que no tenía ganas de demostrar continuamente y ahora esa perspectiva cambió un poquito. Hoy tengo menos pelos en la lengua para admitir que quiero seguir compitiendo. (Télam)