"Oppenheimeer", el drama que Christopher Nolan ubicará en tiempos de la Segunda Guerra Mundial y que, de acuerdo a su costumbre, superará los 100 millones de dólares de costo, podría ser el último ejemplar de su tipo en Hollywood, destacó la edición digital de hoy de la revista especializada estadounidense Variety.

La próxima película del británico, un drama histórico sobre el físico J. Robert Oppenheimer y la creación de la bomba atómica, tendrá como protagonistas a los estadounidenses Matt Damon y Robert Downey Jr y se prevé su estreno para julio de 2023.

Según la publicación, es raro que los estudios tradicionales incluyan tan importantes y caros intérpretes en una película que no esté inspirada en juguetes, novelas o cómics populares. Incluso antes de que el coronavirus cambiara el panorama cinematográfico, el público había estado gravitando hacia los superhéroes y los espectáculos de ciencia ficción y no mucho más.

Esa realidad ha hecho que a Hollywood le resulte cada vez más difícil justificar la economía de dar luz verde a películas caras que no se basan en la propiedad intelectual existente, como las historietas de Marvel o similares.

Oppenheimer (1904-1967), fue un brillante físico teórico de origen judío y profesor de física en la Universidad de Berkeley, California, y es una de las personas a menudo nombradas como "padres de la bomba atómica" debido a su destacada participación en el Proyecto Manhattan.

Estas películas son un riesgo mayor, no solo para recuperar inversiones para estudios, sino también para generar ganancias, generar secuelas y aprovechar las riquezas de los productos de consumo. No importa lo bien que la gente reciba la película de Nolan: es poco probable que el rostro de Oppenheimer adorne camisetas o merchandising.

Click to enlarge
A fallback.

Al respaldar a "Oppenheimer", Universal Pictures está haciendo una apuesta audaz de que un director adecuado aún puede hacer que el público se entusiasme con visitar los cines en busca de contenido original. Además de su alto presupuesto de producción el estudio necesitará gastar 100 millones de dólares más para promover adecuadamente la película a audiencias globales.

Debido a que el contrato de Nolan –quien no las tuvo todas consigo con su laberíntica y errática "Tenet" (2020)- garantiza que recibe el primer dólar bruto, un beneficio cada vez menos común que le otorga al cineasta un porcentaje de la venta de entradas, se necesitarán entre 50 y 60 millones de dólares más para lograr la rentabilidad de lo que se necesitaría otra película de alcance similar.

En consecuencia, los conocedores de los estudios rivales estiman que "Oppenheimer" necesitará generar al menos 400 millones de dólares en la taquilla mundial para obtener ganancias. (Télam)