El 10 de febrero Netflix estrena una miniserie documental, sobre la misteriosa desaparición y muerte de una joven que estaba de paseo en Los Ángeles, Estados Unidos. A ocho años del suceso que tuvo en vilo a la población, continúan las incógnitas y el caso fue digno de ser dramatizado.

“Escena del Crimen: desaparición en el hotel Cecil” narra en cuatro episodios la historia de Elisa Lam, una estudiante de 21 años hija de una pareja de emigrantes chinos que habían llegado a Vancouver, Canadá, desde Hong Kong. Cursando sus estudios en la Universidad de Columbia Británica, fue diagnosticada con trastorno bipolar y depresión.

Una vez recibida, quiso hacer un viaje sola antes de irse a vivir con amigos, y eligió la meca del cine. El hotel elegido le parecía de película, quizás no solo por su decoración sino también porque tenía fama de maldito. Allí habían muerto muchas personas en dudosas circunstancias y la suya no fue la excepción.

Última foto de Elisa Lam con vida

La madrugada del 1 de febrero de 2013 fue la última vez que se la vio con vida, captada en un ascensor del hotel por las cámaras de seguridad. Estaba visiblemente perturbada, tocó todos los botones y desapareció dos minutos después sin dejar rastros por 19 días.

Tras una intensa búsqueda, su cuerpo fue hallado en condiciones aún más extrañas dentro de un tanque de agua en la terraza del hotel. Para la policía y los miles de detectives que se interesaron en el caso, fue imposible resolver cómo llegó hasta ahí por diversos motivos.

El video se volvió viral y seguramente fue el punto que detonó el interés de la plataforma virtual que genera contenido audiovisual cada vez más realista. La serie fue dirigida por Joe Berlinger, pionero del True Crime, ganador de varios Emmy y autor también de El paraíso perdido: los asesinatos de niños en Robin Hood Hills.