La realizadora Daniela Muttis estrena este jueves en la plataforma de Puentes de Cine "Narcisa", un documental en el que recorre la obra de Narcisa Hirsch, una pionera del cine experimental argentino que hizo "obras cinematográficas y acciones urbanas que atraviesan el tiempo".

En una entrevista con Télam, Muttis señaló que esta película "es un testimonio del cine experimental argentino, de los happenings en Argentina y también sobre la creación de una artista que trabajó sin detenerse, sin pretender reconocimientos y al margen de todo sistema artístico".

La cinta recorre el universo creativo de Narcisa Hirsch, una cineasta argentina de origen alemán, quien elaboró desde fines de los sesenta una obra que posee una gran amplitud estética, conceptual y cinemática.

El relato muestra cómo la artista, nacida en Berlín y que hoy a los 93 años sigue activa, pondera en su arte la abstracción y a partir de la experimentación busca narrar de una manera no convencional, con un lenguaje cinematográfico atravesado por las sensaciones y, fundamentalmente, por la poesía.

"Es un viaje en el que recorro veinte años de la vida de una artista, que se define a sí misma como una famosa desconocida, que hizo obras cinematográficas y acciones urbanas que atraviesan el tiempo", explicó la realizadora sobre el documental.

Además, es el encuentro con "una maestra que ha construido desde la experiencia un increíble lenguaje audiovisual, con su voz, sus escritos y sus tomas transformadas en un continuo devenir", abundó Muttis.

Télam: ¿Cómo surge la idea de hacer esta película?

Daniela Muttis: La idea de este documental estuvo instalada desde el momento que conocí la obra de Narcisa, cuando tuve en mis manos los carretes de sus películas y cuando las veíamos proyectadas en su taller, cada una era una joya. Desde el comienzo supe que había que mostrar todo ese universo, pero iban pasando los años y nuestra actividad se hizo cada vez más intensa, haciendo proyectos, películas y se atrasó mucho, pero la fui filmando durante todo ese tiempo. Por otra parte, era muy difícil para mí hacerlo con ella tan cerca, así que cuando volví a vivir en Mar del Plata me encerré un mes entero y lo terminé, tomando la perspectiva de alguien que quiere hacer un viaje para conocer universos preciados.

T: ¿Qué destacás de la obra y de tus vivencias con Narcisa?

DM: Sus procesos creativos, la personalidad y los recorridos artísticos que pocos conocen, así como las innumerables charlas, estar con una persona increíblemente pensante, su generosidad y su maestría. Siempre quise revelar esta historia y mostrar a través de sus obras una parte documentada del arte argentino de la vanguardia de los años 60, 70 y 80, como integrante de un grupo invisibilizado en esa época.

T: ¿Cuál dirías que es su mirada sobre el cine?

DM: Es una mirada poética, desprejuiciada, abierta, a veces abstracta otras descarnada o sutil, pero siempre original. Su mirada "con-mueve", sus películas son frases de su propia vida, traducciones de sus pensamientos existenciales. También, femenina, apasionada, alguien que mira la rosa pero también la guerra, el vacío y la naturaleza.

T: El lenguaje cinematográfico es también protagonista en este filme…

DM: Dicen que toda imagen es un modo de ver, ese fue mi dilema, yo tenía dos. Por un lado la estética de las películas que quería enmarcar y, por otro, homenajear esas composiciones incorporando en la forma sutiles rayos de aquellos tratamientos propios de la época en que fueron realizados, pero que no sean lo mismo, que pudieran despegarse por momentos en el montaje. Así intenté hacer una costura muy fina para que lo importante estuviera puesto en el recorrido que la misma Narcisa hace en sus caminatas, fui una especie de voyeur. Se trata un poco de eso, de ver con otros ojos, evocando la mirada de Narcisa.

T: ¿Qué buscaste retratar en este proyecto?

DM: Busqué reflejar una forma de ver, la de Narcisa. Como dice una cita de Dziga Vertov escrita en 1923: "Libre de las fronteras del tiempo y el espacio, coordino cualesquiera y todos los puntos del universo, allí donde quieran que estén. Mi camino lleva a la creación de una nueva percepción del mundo. Por eso explico de un modo nuevo el mundo desconocido para vosotros", esas palabras las hago carne en la obra de Narcisa hasta el día de hoy.

T: ¿Tenés una definición propia de cine experimental?

DM: La documentación de la mirada sobre los mundos inexplorados. Es la posibilidad infinita de expresión, sin límites ni narrativas, sin recetas establecidas, es un acto poético y una resistencia. El cine experimental siempre se está haciendo, no se cierra nunca, porque sus procesos no tienen una finalidad, simplemente es en el momento que se enuncia.

T. ¿Cómo ves el estreno de películas en plataformas?

DM: Veo un nuevo camino que se abre, un acontecimiento del presente que viene con mucha fuerza y que llega para quedarse. Es una inmensa oportunidad para los cineastas independientes y para todos los que trabajan en medios audiovisuales de poder estrenar y mostrar sus trabajos, es importante hacer conocer nuevos autores o películas que estaban guardadas por falta de espacios o pantallas. (Télam)