La actriz Jessica Walter, cuya carrera se extendió más de seis décadas y que formó parte de la exitosa “sitcom” "Arrested Development", murió ayer en Nueva York a los 80 años, informó en un comunicado su hija, Brooke Bowman.

"Un actriz que trabajó durante más de seis décadas, su mayor placer era llevar alegría a los demás a través de contar historias tanto en la pantalla como fuera de ella", ha declarado Bowman en un texto remitido al medio especializado Deadline, en el que dice que su madre será recordada por "su humor, su clase y su alegría de vivir".

Walter participó en proyectos dispares a lo largo de su vida, desde en el debut como director de Clint Eastwood en "Obsesión mortal", la comedia romántica "The Flamingo Kid", el drama televisivo "Trapper John M.D." o la serie de crimen "Las calles de San Francisco".

En su papel de Lucile Bluth en la serie "Arrested Development" también fue nominada a otro premio Emmy, además de dos nominaciones del Sindicato de Actores de Hollywood.

Además, ganó un Emmy por su papel protagonista en "Amy Prentiss", una serie derivada de "Ironside" a mediados de los años 70 sobre una joven detective de la policía de San Francisco. (Télam)