(Por Sergio Arboleya) El violonchelista y compositor brasileño Jaques Morelenbaum ofrecerá entre jueves y viernes próximos tres conciertos en la sala porteña Bebop Club para presentar en la formación de CelloSam3aTrio su reciente disco “Flor do Milênio” y reencontrarse con el público argentino, que asegura, “cuando toco me hace sentir como en un templo y cuando termino de hacerlo me hace sentir como en la Bombonera”.

“En Argentina mientras toco me siento como en un templo, una iglesia o una sinagoga; un silencio profundo en el que se siente que la música está siendo realmente apreciada. Pero cuando termino, los aplausos y el calor parecen un partido de fútbol, me siento como en la Bombonera con un público muy caliente, latino, como el brasilero, pero con un calor especial”, grafica Morelenbaum durante una entrevista con Télam.

El músico, arreglador y productor, abunda al respecto: “tengo un cariño, una emoción muy especial con el público argentino, que siempre me recibió de brazos abiertos. Creo que el mano a mano con Caetano (Veloso) en los años ‘90 fue un elemento importante en esta relación de amor por ver un cellista brasileño traducir el tango, y con un cantante tan emblemático y tan querido como Caetano”.

La referencia a aquel pasaje de su trayectoria junto a Veloso, tiene que ver con populares discos y espectáculos como “Circulado”, “Fina Estampa” y “Livro”, parte de un camino musical que antes y después lo vinculó con nombres de la talla de Tom Jobim, Gilberto Gil, Egberto Gismonti, Gal Costa, Sting, Mstislav Rostropovich, David Byrne y Cesária Évora, por citar apenas algunos.

El nuevo regreso del artista carioca, de 67 años, tendrá por sede al Bebop Club de Uriarte 1658 donde actuará el jueves 12 a las 20 y el viernes 13 a las 20 y 22.30 en el formato de CelloSam3aTrio junto al guitarrista Lula Galvão y el baterista/percusionista Paulo Braga (tomando el lugar de Rafael Barata).

Télam: ¿Cómo nace “Flor do Milênio” y qué significa en el camino musical de CelloSam3aTrio?

Jaques Morelenbaum: Nace de la voluntad de seguir buscando caminos en la música brasilera, para el cello como voz principal de un grupo, y la voluntad de presentar más composiciones originales mías. Y seguir el desarrollo de este grupo que es muy querido para mí, adonde puedo poner toda mi creatividad y trabajar sobre la improvisación con dos grandes maestros: Lula Galvao y Rafael Barata -guitarra y batería-, y en este álbum teniendo la participación especialísima de Cristóvão Bastos en el piano, quien también participó con una composición muy bella que es "Choro, Chuva e Chelo". Y Zeca Assumpção (bajo) y Carlos Malta (vientos). Todos músicos muy importantes en mi trayectoria y en la música de mi país.

T:¿Qué particularidades tiene CelloSam3aTrio como grupo y en qué se diferencia de sus otros proyectos musicales?

JM: El CelloSam3aTrio es la posibilidad de mi propia voz (el violoncello) como el centro de la cuestión, inspirado en un álbum muy importante para mi trayectoria, que es el “Álbum blanco” de Joao Gilberto, adonde todo un universo musical se restringe apenas a su voz, su guitarra y una percusión liviana, entonces así invité a Lula Galvao para hacer la guitarra, Rafael Barata en la percusión, y mi cello para hacer la voz principal.

T: ¿Por qué en 18 años de historia el CelloSam3aTrio recién publica su segundo disco?

JM: Porque estoy siempre muy ocupado con otros proyectos como arreglador, como director de orquesta, productor de discos y tocando en otros proyectos como cellista. Entonces la posibilidad de tiempo se dio de esta forma, y ahora en este gran momento de parada que fue la pandemia, pude dedicarme a las composiciones del nuevo disco.

T: ¿Qué características tiene la “Flor do Milênio” que decidió mostrar en este disco?

JM: Al contrario del primer disco del CelloSam3aTrio, que tenía más que ver con el repertorio que venía tocando en conciertos, “Flor do Milênio” es más un trabajo autoral. Solo hay dos músicas de otros compositores: una de Dorival Caymmi y otra de Chico Buarque, ambas referidas al momento político en que nos encontramos ahora, y con un homenaje "al contrario" a nuestro presidente. Uno se llama “Você nao sabe amar”, y la otra “A pesar de você”. La idea del repertorio que vine haciendo últimamente estaba toda dedicada a esta especie de contestación a la situación política de Brasil, que no me gusta en nada.

T: ¿Cómo aparece el tema “Canção pra Caetano”? ¿Veloso lo escuchó? ¿Cómo lo recibió?

JM: “Canção pra Caetano” fue una melodía que hice de una sola vez y en la ducha. Me vino una idea musical a la cabeza y me dije "tengo que creer en esta idea". Entonces saqué el teléfono y la grabé, la canté de principio a fin, y al final de esto se la mandé a Lula Galvao, mi compañero del CelloSam3aTrio, y le pedí una armonización, que hizo brillantemente. Después se la mandé a Caetano, pero hasta ahora no hubo respuesta. La verdad es que se la mandé con el pedido de que escribiese una letra para esa canción que no se repite nunca y parece más una ópera que una canción popular. Y tal vez por eso él no me contestó.

T: ¿Qué otras cosas lo motivan a componer?

JM: La literatura está en mi música de una manera muy abstracta y sin una explicación directa. Las otras cosas que me motivan a componer son la naturaleza y el movimiento: me encanta componer cuando estoy caminando o manejando, o con mi bicicleta andando por los caminos bellos de Río de Janeiro.

T: ¿En qué otros proyectos musicales trabaja actualmente?

JM: Estoy empezando a preparar la banda sonora de una nueva película de Marcelo Gomes, gran cineasta brasilero, y me iré durante un mes a Europa en julio giraré por Europa con el CelloSam3aTrio; me voy por un mes a Europa con tres proyectos distintos: uno con Sarah McKenzie , pianista australiana radicada en los Estados Unidos y el gran guitarrista brasilero Romero Lubambo, otro con el trompetista italiano Paolo Fresu, basado en un disco que hicimos durante la pandemia en trío con el bandoneonista Daniel Boaventura, y los conciertos del CelloSam3aTrio que contará con la participación de Paula Morelenbaum.

(Télam)