Los titulares de las carteras y secretarías de Cultura de las provincias y la Ciudad de Buenos Aires pidieron hoy por la aprobación del proyecto de ley que extiende por 50 años las asignaciones para las industrias culturales del país, que ya cuenta con media sanción de Diputados y que mañana se trata en el recinto en el Senado.

"Manifestamos nuestra insistencia y solicitud al Honorable Senado de la Nación, para que trate y apruebe, en tiempo y forma (antes de su vencimiento parlamentario y sin modificaciones) el proyecto de Ley con media sanción para ser incorporada al presupuesto 2023 y su entrada en vigencia a partir del año venidero", señalaron en forma conjunta en un texto.

En el mismo, los funcionarios agregaron: "Si no se extiende la vigencia de las asignaciones específicas, estos fondos, que garantizan la continuidad de los recursos que se distribuyen de manera federal y equitativa en todo el territorio nacional, dejarán de ser percibidos por los organismos el 31 de diciembre del 2022".

En junio pasado, la Cámara de Diputados le dio media sanción al proyecto de ley que prorroga por 50 años las asignaciones específicas destinadas al sostenimiento de actividades culturales que llevan adelante la industria audiovisual, teatral, musical y las bibliotecas populares.

Luego de más de cuatro horas de debate, el proyecto se aprobó en la Cámara Baja con 132 votos a favor, del Frente de Todos, el interbloque Federal, Provincias Unidas y la Izquierda; 5 votos en contra de legisladores libertarios, y 92 abstenciones de la mayoría de los integrantes de Juntos por el Cambio. En tanto, en julio pasado, el proyecto obtuvo dictamen de comisión en el Senado.

Estas asignaciones específicas, que garantizan la continuidad de los recursos que se distribuyen de manera federal y equitativa en todo el territorio nacional, dejarán de ser percibidos por los organismos el 31 de diciembre del 2022 (Ley 27.432 de 2017) si la prórroga no es votada en el Senado antes de fin de año.

Según aseguran desde esos sectores, estas asignaciones resultan imprescindibles para el fomento y el desarrollo del teatro, la música, la danza, el cine, la televisión, el audiovisual, las bibliotecas y medios de comunicación comunitarios, y miles de puestos de trabajo dependen de ellos.

"Dejamos sentada la importancia de la extensión de su vigencia por su impacto para el desarrollo de nuestra cultura a nivel federal y en beneficio de nuestro pueblo. Así también, recordamos que dichos fondos han contado con amplios consensos políticos a lo largo de la historia generando entramados de políticas públicas sostenidas en el tiempo", agregaron funcionarios provinciales y de la Capital Federal, en texto que especifica: "Dando continuidad al trabajo sostenido desde cada uno de los Gobiernos Provinciales en articulación con el Ministerio de Cultura de la Nación Argentina".

A su vez, el Ministerio de Cultura y los organismos directamente perjudicados por la medida (Incaa, Inamu, INT y Conabip) firmaron un documento titulado: "La hora del Senado: dar continuidad a los fondos para el financiamiento de la cultura".

En el mismo, hace un recuento de lo que sucedió desde la sanción en 2017 del límite impuesto e impulsado por el Gobierno anterior y hace un llamado a los legisladores de la oposición: "Resulta entonces imprescindible que los senadores y senadoras de la oposición comprendan la gravedad de la situación, asuman la responsabilidad que les confiere su cargo, den el quórum necesario para el tratamiento del proyecto y no priven a la cultura de sus recursos. Está en sus manos la posibilidad de revertir esta situación para este presente y especialmente para el futuro de nuestro país".

"De concretarse el vencimiento, estas asignaciones pasarían entonces a manos de Rentas Generales, quedando bajo el Poder Ejecutivo resolver cuánto y cómo disponer de fondos para el sector de la cultura de acuerdo a sus propios intereses. Pero también se quitaría a las instituciones mencionadas de cada sector cultural, la autonomía para poder ejecutar las políticas que necesitan los trabajadores y trabajadoras de la cultura", indicó. (Télam)