Tras más de un año de ausencia de la TV, Marcelo Tinelli abrió este lunes la temporada 31 de su ciclo Showmatch en la pantalla de El Trece. Tuvo picos de rating de 20 puntos, un especial acento en el regreso del humor y un cierre que dejó entrever un 2021 marcado por la competencia de audiencia con Masterchef.

Con el supuesto objetivo de acomodarse a los protocolos y la cantidad de gente que va trabajar en los segmentos La Academia y Politichef, el programa se mudó a los estudios que Canal 13 posee en Don Torcuato, con espacios mucho más grandes.

Sin embargo, aunque se pudo ver una apertura austera y cuidada, lo que más llamó la atención de las redes sociales fue la falta de respeto al protocolo sanitario estipulado por el gobierno nacional para evitar la propagación del coronavirus.

“ShowMatch fue una fiesta clandestina en PBA, emitida para todo el país por Canal 13 de CABA. Por lo tanto, sus directivos son corresponsables”, sostuvo en Twitter un usuario. “Ya se nos cagaron de risa con el velorio de Maradona, ahora con Showmatch”; “Por un momento viendo la apertura de showmatch me olvide que estamos en una pandemia”; dijo otro.

“Showmatch si, facultad no. No me estaría dando la cuenta”, criticó una joven en alusión a la prohibición de las clases presenciales para evitar aglomeraciones. Por supuesto no faltó quien señalara “privilegios para algunos, fiel a la receta K. Repudio total”, y hasta algunos tuitearon el hashtag #TinelliCriminal.

Un porcentaje de la población en la red del pajarito también cuestionó a los fanáticos que se prendieron a la pantalla del Trece, llamándolos “mentes deforestadas”.

Y esta mañana, el “abogado, republicano punitivista” Alejandro A. Sarubbi Benítez, anunció también a través de su cuenta: “Presenté denuncia penal contra Marcelo Tinelli por rompimiento de medidas sanitarias”