Cuando los aplausos del par de funciones para saludar estas dos décadas con la música todavía resuenen en sus oídos, Franco Luciani estará volando por segunda vez en el año rumbo a Europa para una serie de recitales de carácter tanguero.

Pero, además, el armoniquista, cantante y autor ya tiene prácticamente terminado un nuevo disco que estará íntegramente dedicado al folclore del noroeste argentino.

“Qué lindo para mí poder ser parte de la ‘Cumbia de la armónica’ de Los Wawancó y ‘Wirin’ el Concierto para Armónica y Orquesta de Cuerdas compuesta por Esteban Benzecry, y eso es gratificante aunque también tiene su precio porque al no quedarte siempre en el mismo lugar por ahí en ningún lado te reconocen como propio”, repasa Luciani en charla con Télam.

Y en esa visita a su propia historia, el instrumentista asegura que “la verdad es que me reconozco perfectamente en ambos lugares y me gusta proyectar a la armónica con la misma entrega, la misma pasión y el mismo goce”

Es por ese impulso que quien está en pareja con la cantante Victoria Birchner junto a quien procreó a Arandú, ostenta 20 años de intenso camino con profusa obra propia y una enorme cantidad de presencias en las escenas de las músicas clásicas y populares.

Sumando horas de vuelo a esa agenda, el artista rosarino partirá esta semana a Europa para, en principio, girar junto al cantor Walter “Chino” Laborde y el guitarrista Rudy Flores.

El músico apunta que “se está armando desde París una especie de compañía con la intención de actuar regularmente en Europa y tocaremos juntos por ciudades de Francia, España y Bélgica, sumando además a la cantante Sandra Rumolino para la segunda parte de la gira”.

En la descripción del tour, Franco cuenta que “desde diciembre voy a hacer una serie de presentaciones por todo Italia, de norte a sur, con el pianista Fabrizio Mocata”, una figura del jazz europeo que ama el tango, un género que lo unió al cantante Marcelo Boccanera para el disco “¿Qué me Contursi’” y también con el violinista Fabián Bertero junto a quien registró la placa “Cruzando aguas”.

Lejos de quedarse quieto, Luciani avisa que este par de recorridos por el Viejo Mundo “son una especie de preparación para todo lo que va a seguir en 2023 porque yo voy a volver en marzo y viajaré de nuevo hacia mitad de año”.

Y, además, el viernes 11 se conocerá un anticipo del álbum folclórico que registró junto a su grupo (Leonardo Andersen en guitarra, Pablo Motta en contrabajo y Bruno Resino en percusión).

“El nuevo disco, anticipa, es netamente del noroeste con un repertorio centrado en zamba, gato, chacarera, escondido y bailecito”.

(Télam)