El recital del grupo indie español Love of Lesbian celebrado anoche en el Palau Sant Jordi de Barcelona se convirtió en el primer concierto masivo y sin distancia de seguridad entre las 5.000 personas asistentes.

"El mundo nos está mirando", señaló al principio del espectáculo que constó de 17 canciones, el líder de la banda, Santi Balmes sin ocultar su emoción por la vuelta a los escenarios, señaló un despacho de la agencia española Europa Press.

La plataforma Festival por la Cultura Segura -organizadora de la presentación a la que asistieron funcionarios catalanes- destinó 200.000 euros a garantizar las medidas de prevención como test rápidos de antígenos y barbijos para público y técnicos, gel hidroalcohólico y personal adicional para evitar aglomeraciones durante la entrada y la salida del recinto. (Télam)